A LA MORENA DE SOPETRÁN EN SU DÍA 15 DE AGOSTO DE 2017

A LA MORENA DE SOPETRÁN EN SU DÍA 15 DE AGOSTO 2017

Y A MI PUEBLO DE SOPETRÁN DE COLOMBIA, con mucho cariño.

He cerrado los ojos para mirar el tiempo
y ya ha pasado un año cuando fui a visitarte,
déjame que te diga cuánto he pensado en tí
en esta gran distancia de América y España
a la vez tan cercanas como el mismo misterio
que reviste de savias el habitual vivir…
Déjame que te cuente Morena, Amiga mía,
Madre a la vez y Reina de lo humano y divino
donde se alegra el alma tan sólo con pensarte
con saber que allí existes para los colombianos
que celebran tu fiesta con el fuego de agosto
en todas tus veredas recubiertas de flores
y frutas, que enriquecen a tu pueblo de América.
Aunque lejos, muy cerca, me siento junto a tí
junto a las buenas gentes que amables me acogieron
como una más del pueblo, me lo hicieron sentir.
Los niños, juventudes, estudiantes, personas
que dejaron sus huellas en mis gratos recuerdos
vivencias de una fiesta que no agota su hoguera
ni tampoco su historia, latente en sus anales.
Los cohetes resuenan en todo el monasterio
¡Sopetrán está en fiestas, festejemos su día
y elevemos las copas de la celebración
Para que no se acabe nuestro Amor a la Madre
la Morena Mozárabe de América y España!

©Julie Sopetrán

UN LIBRO QUE HABLA DE SOPETRÁN

2 (2)

A través de la artista Mónica Pereiro, he podido leer un libro que habla de Sopetrán: LA HUELLA DE LOS TEMPLARIOS – Ritos y mitos de la Orden del Temple. Escrito por Rafael Alarcón Herrera, (Madrid 1949) es licenciado en filosofía y letras por la universidad de San Cristóbal de la Laguna (Tenerife) y su especialidad es la historia del arte.
Creo interesante insertar las páginas desde la 280 a la 288, donde el autor nos habla de los tres hermanos musulmanes relacionados con la Virgen templaria de Sopetrán.  Aunque en otros capítulos también hace mención al molino y la historia  del monasterio, considero importantes las siguientes páginas;

3

4

5

6

7

8

Brihuega es un hermoso pueblo situado a unos veinte kilómetros del Monasterio de Sopetrán.

9

10

1-11

CONTRAPORTADA DEL LIBRO

2 (1)

“TRAS LAS HUELLAS DEL PASADO”, UN NUEVO LIBRO QUE HABLA DE SOPETRÁN

portada y solapa del libro historia parroquial (1)

juliet

En los dos archivos anteriores el lector podrá tener conocimiento del nuevo libro de  la Asociación Cultural Calle del Caño de Sopetrán, Colombia.

Se anuncia como próxima  publicación:  “TRAS LAS HUELLAS DEL PASADO”
Basílica Menor Nuestra Señora de la Asunción de Sopetrán
Patrimonio Histórico y Religioso
“Historia Parroquial”

Es para mi un honor recibir esta publicación. Justo ahora que ya se cumple un año de mi visita a Sopetrán. Una excelente noticia el nacimiento de este libro que ya estoy deseando leer. Mi felicitación más sincera y llena de cariño para la Asociación Cultural Calle del Caño de Sopetrán de Colombia. Les hago partícipes a mis lectores
de los dos archivos adjuntos donde podrán informarse de la publicación y los datos
para poder adquirir el libro.  Muchas gracias amigos.

solo

LA FUENTE REDONDA

nt1-035.JPGLa fuente redonda – Situada a unos 40 metros del brevo donde se apareció la Virgen. Foto: JS

Sopetrán es un lugar que tiene mucho que ver con el agua, con la tierra, con los elementos. El Río Badiel, la Ermita de la Virgen con el pozo de aguas milagrosas en su interior, donde se bañan todos los años los niños y mayores herniados. Los manantiales que encontró mi padre en la tierra a los dos o tres metros de profundidad cuando hizo un pozo para regar sus tierras. El agua y la tierra integran el patrimonio de Sopetrán. El brevo o higuera, el agua con la que la Virgen bautizó al príncipe moro Alimaimón… Este año pasado, durante mi viaje a Sopetrán de Colombia, algo pasó por mi cabeza en relación con las imágenes que tenemos de Sopetrán, y que precisamente el Dr. D. Darío Sevillano Álvarez, tan bien  ha expresado en su artículo, hablando de ellas.

https://sopetranalavista.blogspot.com.es/2017/03/en-cuales-lugares-de-la-tierra-se.html

Fue en Colombia, donde me di cuenta de varias cosas que enlazan entre sí, todas relacionadas con la fuente redonda y con las imágenes de la Virgen. Cuando regresé, supe, intuí lo que los varios cuadros dicen. La fuente redonda lleva años cubierta de zarzas, sin embargo, seguía viva en su piedra esférica incluso aunque estuviese seca.

1-016

Aunque la fuente está dentro de la finca, que es término municipal de Hita, pertenece al pueblo de Torre del Burgo, este pueblo tiene un derecho de paso y servidumbre y la fuente pertenece a la Torre, y me pregunto: ¿Por qué? Ya una vez los pueblos de la Torre e Hita, se repartieron cosas de la Virgen, pertenecientes al  Monasterio. Cuando los frailes desaparecieron, Hita se quedó con el Retablo del Altar Mayor y sus milagros,  Torre del Burgo se quedó con la imagen de la Virgen. Los dos pueblos no se han llevado nunca muy bien, creo que, por la personalidad del monasterio,  pero ahora gracias a Dios, parece que existe otra armonía, por la apatía ante los temas religiosos.
1-013La fuente junto a las ruinas del monasterio y el brevo.

Cuando mi padre, agricultor, compró Sopetrán  en 1955, la finca estaba abandonada, y lo primero que hizo fue un pozo para regar las tierras. El pueblo de Torre del Burgo, al ver el manantial de agua que apareció, le entabló un pleito, quisieron adueñarse del agua del pozo descubierto. Este pleito duró tres años, con dos vistas en el Tribunal Supremo de Madrid, y al final ganó el pleito mi padre. Los vecinos del pueblo pasaban hasta la fuente redonda a recoger el agua, un agua que mi padre nunca les quiso arrebatar, pero ellos no se conformaban con la fuente, querían el agua que descubrió en la tierra. Todo aquello pasó, y mi padre nunca tuvo rencor hacia el pueblo de Torre del Burgo, donde él nació.   Pasaron los años y ya nadie dio importancia al agua ni a la fuente. Cuando él vivía, la fuente nunca dejó de echar agua. El lugar cambió varias veces de dueño, la fuente dejó de manar y a nadie le importó este detalle. No hubo más pleitos.  Con el tiempo, las zarzas cubríeron esta pieza de piedra antiquísima, tal vez celtibérica y al pueblo parece que no volvió a interesarle para nada la fuente redonda…

Ha sido a mi regreso de Colombia cuando le sugerí al Sr. Alcalde de Torre del Burgo, que mandara a algún trabajador a quitar las zarzas de  tan valioso vestigio…  Pasó el tiempo y por fin, la vemos limpia y al aire, lo que celebro y agradezco. Es verdad que la fuente ha quedado a medio limpiar, pero al menos, podemos verla llena de agua.  En la siguiente foto, podemos observar que la fuente redonda está muy cerca del brevo o higuera donde se apareció la Virgen.

1-015
Fuente Redonda situada a unos 40 metros de la higuera o brevo donde apareció la Virgen.

Fue al comparar el cuadro que se puede contemplar en la Iglesia de Córdoba, en Sopetrán, (Colombia) con la estampa de la Virgen, que se encontró mi padre al derruirse una pared entre las ruinas, cuando vi que la fuente es igual en las dos imágenes, y que es redonda y no cuadrada, como la de la ermita donde se bañan los niños herniados; creo que es allí donde la Virgen bautizó al moro Alimaimón. Eso me hace pensar, que la fuente redonda, vestigio antiquísimo, como la misma higuera, es donde la Virgen bautizó al moro. Higuera y fuente, son testigos vivos  de la historia de Sopetrán en el mundo.

Pero cual no sería mi sorpresa, hablando del libro de Fray Antonio de Heredia, con una amiga historiadora, cuando ella puso en mis manos un original donde hay una lámina que confirma esta teoría.

leyend 316

Lámina del libro de Fray Antonio de Heredia, año de 1676

2

Reproducción de la estampa que se encontró mi padre entre las ruinas y entre las cartas de los monjes. Época de los monjes benedictinos.

6

Cuadro de la Virgen llevado a Colombia en la época de Don Francisco Herrera Campuzano, o reproducción del mismo con la fuente  también redonda y el brevo o higuera… los cristianos y el moro Alímaimón. Coinciden también con otra imagen que existe en este libro de Fray Antonio de Heredia y de la que una amiga me ha proporcionado la copia.

leyend 314

Imagen incluida en el libro original de Fray Antonio de Heredia, Historia del ilustrísimo  Monasterio de Sopetrán. 1676.

leyend 313

Si vemos  que este libro se editó en 1676, si Francisco Herrera Campuzano fundó Sopetrán en 1616, y la estampa que encontró mi padre data más o menos de la misma fecha, época en que los monjes benedictinos vivían en el monasterio, quiere decir: que en Colombia existe la imagen viva más antigua que tenemos de Sopetrán, bien en ese cuadro que yo vi en Córdoba o en el que existe en la Basílica. También observamos, que la estampa de mi padre es junto con la imagen que vemos en la lámina del libro de Fray Antonio, coincidente (1676). Todo ello me da la razón al indagar,  tal como hemos pensado el Dr. Darío Sevillano y yo, que, tal vez, el cuadro de Córdoba, es el más primitivo de Sopetrán, y que la Fuente Redonda, es donde la Virgen bautizó al moro Alimaimón.  Haciendo historia de las muchas imágenes  que después se han hecho, todas son imitaciones de la auténtica y más antigua que es la que llevó Campuzano a Colombia o tal vez se llevo más de un cuadro; Don Darío, me habla de Diego Radillo y Arce. Seguiremos estudiando el tema que tanto nos interesa aquí y allá.

Motivada, por nuestro investigador de Sopetrán, Darío Sevillano Álvarez, me lancé a investigar en internet acerca de los tesoros coloniales de América y casual o milagrosamente, encontré esta Virgen, para mí, nueva, de Sopetrán. La sorpresa y la emoción fue muy grande. Ya que este cuadro tan bello que se encuentra en Santa Fe de Antioquia, es de autor Anónimo, y según los datos, está en el Museo Francisco Cristóbal Toro; es un óleo sobre tela,  fotografíado por Jaime Borja; y parece ser una copia del de Córdoba. Compruebo también que esta Virgen se parece: a la estampa que mi padre encontró en el Monasterio, al cuadro que hay en Córdoba y a la lámina del libro original de Fray Antonio de Heredia que me mostró mi amiga historiadora. ¿Coincidencias? Creo que estamos en el camino de conocer la verdadera historia.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Virgen de Sopetrán – Autor Anónimo – Foto: Jaime Borja – Museo Cristóbal Toro – Santa Fe de Antioquia – Óleo sobre tela. Encontrada hoy 26 de Marzo 2017  JS

La fuente redonda, es clave y coincidente; y no cabe duda que esa fuente debería tratarse mejor y no estar tan abandonada o más que el Monasterio. Colombia, Torre del Burgo e Hita, debieran conservar sus reliquias como lo que son, el residuo que nos queda de un todo. Residuos dignos de veneración más que del abandono. Huellas históricas, vestigios que unen a los pueblos que tienen todavía memoria y reconocimiento de sus propios valores.

DOCUMENTOS DE INTERÉS

Queridos amigos, aunque he estado unos días ausente del blog, no vayan a pensar que me olvidé de Ustedes, por el contrario. Paso a paso iremos insertando documentos de interés para todos los Sopetranes, de España y de América. Hoy quiero resaltar esta foto que perteneció a Don Venancio, padre de Ángel Jiménez del Río, procedentes de Torre del Burgo. En la foto, podemos ver cómo era el Monasterio de Sopetrán en el año de 1830. 

1-IMG_20170323_0001

Venancio, era un hombre de fe, enamorado de de la Virgen de Sopetrán y de su historia, fue curado de cáncer por la Virgen, siendo así uno de los milagros más modernos de la Virgen entre los muchos de los que no tenemos memoria.
A la vez, quiero insertar un PDF de los historiadores Emilio Cuenca y Margarita del Olmo, referente a Sopetrán, para que los lectores puedan disfrutar, no sólo de la fotografía, también de la rigurosa investigación que ellos nos ofrecen en este hermoso archivo. Espero y deseo no tengan dificultades para abrirlo y así poderlo disfrutar.

                     PDF:

sopetran

1-IMG_20170323_0002

Esta cara de la Virgen de Sopetrán, procede de la Familia Poveda de Hita, con residencia en Madrid, me la proporcionó uno de los hijos, Miguel Poveda, y data más o menos de la misma fecha de 1830. Seguramente es la cara de la imagen que entonces se veneraba en Torre del Burgo, Guadalajara, España.

DARÍO SEVILLANO – MEMORIA DE SOPETRÁN –

image_content_27762373_20170103215630

Me resulta muy grato reproducir la entrevista que le hace a Darío, el periodista colombiano, JONATHAN MONTOYA GARCÍA – Periodista de la Universidad de Antioquia. Interesado en temas de tecnología y cultura. Darío Sevillano es el historiador de Sopetrán.

POR JONATHAN MONTOYA GARCÍA | PUBLICADO HACE 17 HORAS

“Soy bloguer” podría ser una frase que pronuncia cualquier joven segmentado en el grupo de los denominados millennials. La mayoría escriben en el PCs desde sus casas, o lo llevan al último café de moda y se disponen a narrar sobre sus temáticas favoritas. Los de viajes, moda y gastronomía abundan, y las experiencias se recogen en una interfaz cuidadosamente diseñada.

Darío Sevillano dice: soy bloguer, y no es un millennial más. Tiene 76 años y vive solo en Sopetrán, Antioquia, en un lugar al que llama el rincón de las palmas, “donde hay unas matas bonitas”. Ahí, sobre la calle Córdoba, está su casa, el lugar desde el que actualiza su blog llamado Hola Sopetrán con temas de poesía e historia, el que montó después de casi seis meses de clases que alguien le dio para que quedara como está ahora, “con todas las de la ley”.

El blog de Darío registró su primera entrada el 22 de octubre de 2016. Pero su experiencia como bloguer empezó en los Gavirias de Sopetrán, un sitio web en el que comenzó a escribir, según él, “por gentileza del doctor Gabriel Escobar Gaviria, que prácticamente, me sacó del anonimato”.

Sin embargo, el anonimato no ha sido en realidad un estado en el que Darío haya estado en los últimos años, sobre todo en Sopetrán, donde nació y se quedó.

Él mismo cuenta que si al municipio llega un grupo de turistas la gente dice: “nosotros no sabemos nada, vaya donde Darío”; y por eso, casi que semanalmente, lo consultan personas que pertenecen a grupos de historia, de universidades, “de la edad dorada” o de “gente importante”, entonces, relata, “me dejan meter la cucharada por ahí a raticos, cada que puedo, pero no es que quiera tener el protagonismo”.

1

Músico y relojero

En esas visitas que Darío acompaña por las iglesias de Sopetrán o caminando por las calles del pueblo se escuchan frases como: “ojo a esto que es importante”, o alguna historia sobre los caprichos de un sacerdote que hizo “llenar por dentro de disparates” uno de los templos religiosos, “porque hacían lo que les daba la gana”.

En medio de las relatos Darío hace referencias al latín, un idioma que aprendió desde joven. Después del español es la lengua sobre la que más conoce, porque en el griego y el francés ha perdido fluidez, dice, por falta de práctica.

Todos los aprendió en los seminarios donde recibió su educación primaria y secundaria, primero en el Seminario de Santa Fe de Antioquia y después en el de Santa Rosa de Osos, de donde se retiró porque, por su costumbre al clima cálido, no aguantó el frío. Así terminó en Barranquilla, también en otro seminario, pero por un corto periodo, antes de retornar de nuevo a Sopetrán.

Según Darío, en los seminarios era indispensable ser organista, por eso aprendió desde que tenía 11 años y empezó a tocar el órgano tubular de Santa Fe que, comenta, están reparando por estos días. “Los sacerdotes me buscaban para que tocara los villancicos. Fui 18 años organista y trabajaba en otras cosas, también presidía las navidades y las fiestas parroquiales”.

Además de bloguer y guía turístico, un oficio que ha podido ejercer por su vasto conocimiento de la historia del municipio, Darío es también músico. En los seminarios aprendió además a escribir para un gran número de instrumentos, y ese conocimiento le sirvió para “manejar la banda del pueblo”, y escribir las partituras de casi 20 músicos.

Asimismo, compuso para El combo tropical y Los príncipes. “Me dediqué a escribir música, le hice un himno a Nuestra Señora de Sopetrán, también unos pasillos, boleros y bambucos. Eso está bien conservado, partituras escritas a lápiz, hace unos 50 años, no recuerdo las fechas y no tuve la precaución de marcarlas”.

Y entre todos los oficios a los que se dedica hay uno que parece en extinción y tiene a cargo, el de relojero. En Sopetrán el reloj de la iglesia principal da la hora gracias a él, y como es el único que sabe manejarlo, cuenta que está capacitando cuatro jóvenes, “porque si al viejito le da un infarto quedamos en la olla”.

Quedan cosas por hacer

De sombrero o gorra, o sin ellos. Vestido de gris o de blanco, pero siempre de colores claros. Con lentes dorados de patas café y con una Canon colgada en el hombro, la que le enviaron sus hijos desde Alemania para que tomara fotos, así se ve Darío Sevillano caminando por Sopetrán, solo, con sus amigos o con un grupo de turistas.

“Como la edad la muestra el rostro para qué no decirla”, menciona. Él, a sus 76, siente que lo ha hecho todo, que ya quemó todas las etapas “bien quemadas”. Cuenta que también fue presidente del Centro de Estudios Pedagógicos de Sopetrán y que todo lo que ha aprendido se lo debe a su pasión por leer, sobre todo, temas de ciencia.

Le queda, dice, viajar, algo que no ha hecho; ir a Egipto, a Tierra Santa y a España. También quisiera escribir un tratado de métrica “porque ser poeta es una cosa muy complicada” y quiere enseñarle, por lo menos, ese tema a la gente. También desea hacer una monografía de Sopetrán “bien ilustrada”, pero para eso, como para viajar, dice que se necesita plata y “yo soy solo un jubilado”.

Por ahora espera seguir escribiendo las historias que la gente goza leyendo, “alimentando el blog, porque si uno no lo alimenta se aburren de mirarlo”.

CONTEXTO DE LA NOTICIA DESDE ADENTRO DARÍO LE DA UNA MIRADA AL ARTE+

Darío Sevillano Historiador, músico y artista “Tengo un taller bueno donde también hago pintura, escultura y dibujo. A veces la gente me dice que soy un genio, pero cuál genio, las cosas que he aprendido las aprendí a la berraca, muchas de ellas a mi papá que también se dedicó a la pintura. Y como yo le aprendí todo ahora dicto cursos para que la gente aprenda esas disciplinas que son muy importantes, pero los estudiantes son escasos”.

http://www.elcolombiano.com/entretenimiento/turismo/dario-sevillano-memoria-de-sopetran-GF5700080

JARANDILLA DE LA VERA RECIBIÓ DOCUMENTACIÓN DE HERMANAMIENTO

Con fecha 21 de Diciembre de 2016, el Excmo. Ayuntamiento de Jarandilla de la Vera, (Cáceres) me comunicó la llegada de los documentos que el Excmo. Ayuntamiento de Sopetrán en Colombia, envió a las autoridades de Jarandilla, a través de mi persona y que les hice llegar legalmente hace unos meses. Estos documentos estaban relacionados con el hermanamiento de Sopetrán de Colombia, con los demás sopetranes españoles y también el nombramiento de las distintas calles haciendo relación a los lugares mencionados de Jarandilla de la Vera, Almoharín, Hita, Torre del Burgo y Madrid. Adjunto documentación recibida:

1-img_20170105_0002

220px-ermita_de_sopetran

Ermita de Nuestra Señora de Sopetrán en Jarandilla de la Vera

1-img_20170105_0001

Espero y deseo que surjan nuevas inquietudes de comunicación desde Jarandilla y no quede en simple acuse de recibo, el cual agradezco modestamente. Para que conste en este blog iré dando informe de lo que vaya sucediendo en los Sopetranes españoles en respuesta a las autoridades de nuestro Sopetrán colombiano. Muchas gracias a las autoridades de Jarandilla por su atenta respuesta.  Espero nuevas noticias y acciones de este Ayuntamiento.

Julie Sopetrán