POEMAS de Julie Sopetrán

1-1-041

Virgen de Sopetrán – Sopetrán – Colombia

Este es como un pequeño ramo, flor-libro, que pongo a los pies de la Virgen. Flores para Ella y para el pueblo, mi pueblo entrañable de Sopetrán en Colombia.  Estos son versos, escritos en distintas épocas de mi vida, unos recién creados, publicados otros en distintos medios, algunos más antiguos, pero todos, de alguna forma, tienen que ver con Sopetrán, con los lugares, los paisajes, la Virgen, la poesía, el monasterio, las personas… Se los dedico especialmente a las Autoridades, Ayuntamiento y miembros del Concejo de Sopetrán en Colombia. A la persona y familia del Dr. Don Gustavo Bustamante; al Historiador de Sopetrán Dr. Don Darío Sevillano Álvarez, a todas las buenas gentes que conocí y que llevo en mi corazón. A los niños, a los estudiantes, a los profesores, a los campesinos, a los sacerdotes de la parroquia, al pueblo completo de Sopetrán en Colombia, con mucho cariño y con mi sincero agradecimiento.  

¡Oh! Virgen Sopetrana
de América, en el alma;
mi corazón se acalma
al verte tan cercana.
Me asomo a tu ventana
y al sentirte delante
tu luz centelleante
me alegra la mirada,
y ya no siento nada,
nada, más importante.

©Julie Sopetrán
2016

1-479

CUATROCIENTOS AÑOS

Nos reúnen, nos conciben
mil seiscientos dieciséis;
-el cuatro une por el seis-
cuatrocientos nos reviven…
Así dicen los que escriben
Llegamos a estos peldaños
por cuatro mil travesaños,
y este Amor a Sopetrán
otros lo celebrarán
porque amar: es cumplir años.

 ©Julie Sopetrán
2016

imagen-de-la-novena-de-ntra-sra-de-sopetrc3a1n

Virgen de Sopetrán, nuestra Señora
la más hermosa Madre de la tierra;
nuestra barca estancada, desaferra
sus anclas, ante el agua mecedora.

El Amor a la Virgen nos perfora
nos reúne, nos prueba, nos destierra
y en sentimiento puro nos encierra
hasta hacernos sentir lo que enamora.

Entre sus brazos el Amor empieza
nuestra fe la venera y la convoca
ante sus plantas el fervor la reza.

Sopetrán nos seduce Ella es la roca
pilar de la emoción y la belleza
que transciende a la altura lo que toca.

  ©Julie Sopetrán
2016

nueva-imagen-3jarandilla1

Virgen de Sopetrán – Jarandilla de la Vera – Cáceres – España

En Hita, en Jarandilla de la Vera
en Torre del Burgo y Almoharín,
y Murcia o aquí este Bello Jardín
de Colombia, en eterna primavera 

Sopetrán es nuestra Dama Primera
siempre lo fue y lo será en un sinfín
porque el Amor nos une y es afín
a lo que el ser humano considera. 

El Amor a la Madre es lo primero
Ella es nuestra verdad, nuestra respuesta;
por eso la cantamos en su fiesta

por eso no ponemos ningún pero
para expresar cariño verdadero
nuestra alma a venerarla está dispuesta.

©Julie Sopetrán
2016

sopetrana5

Virgen de Sopetrán en Torre del Burgo (Guadalajara) España

SIMBOLOS DE SOPETRÁN – HITA Y TORRE DEL BURGO (Guadalajara) España

Se rompen las canciones del alma entre las cosas
se nos deshace el nudo que anuda la materia
y se queda en las manos el polvo de la historia.
La luz del pensamiento alumbra cada espacio
Volvemos a la Madre, al origen perdido,
queremos una prueba de Dios en nuestra sangre
y por eso el encuentro para cantar la vida,
para saber que somos un ayer renovado.
Nuestra emoción es piedra tallada de esperanza
Agua de Fuente Santa resuman nuestros labios
y ese gusto a sabernos atados a la tierra
nos viene de la higuera, de su leche de siglos.
Los símbolos se cruzan: cruces que van al viento
igual que la palabra de la canción más bella,
damos a los sentidos el placer de las voces
y bordamos la frase en bastidor de tiempo.
Porque acaso sabemos del eco de la aurora
la primera palabra de la Madre o el rayo
que divide en materia la esencia de la vida.
Sabemos como saben las ruinas del convento
la canción de los monjes o la sagrada calma
de la luz, que nos hace indagar nuestro origen
y cantar, cantar siempre hasta que deshagamos
las sogas que nos atan al inservible sueño.
Con las cruces acuestas de los símbolos vamos
recorriendo las calles en busca de alabanza
que nos eleve el alma cantando a nuestra Madre.

Julie Sopetrán
8 de Septiembre 1985

capilla-del-bautismo-badajoz-catedral

Capilla del Bautismo – Catedral de Cáceres – Virgen de Sopetrán

TRÍPTICO A LA VIRGEN DE SOPETRÁN

APARICIÓN AL MORO

Porque una Madre tiene el universo
yo llamo Sopetrán a la dulzura,
en la campiña se vistió de albura
y en una higuera nos dejó su verso.

Poema que es amor sencillo y terso
piedra de manantial en la blancura,
todo ser que se acerque a tu hermosura
ha de sentir el gozo del converso.
 
Placer  Ali maimón donó a la tierra
dejando su Palacio de Toledo
y haciendo de su fe triunfo y hazaña. 

Así ganó la luz, perdió la guerra
se ofrendó sin rencillas y si miedo
a la Virgen Mozárabe de España.

santa-casilda-de-eusebio-lc3b3pez

Santa Casilda – Zurbarán – Copia: Eusebio López

 II

CASILDA

Y también fue Casilda la vencida
por la luz que la piedra representa,
piedra de Sopetrán donde se asienta
la nieve de la cumbre en la subida. 

Es la Princesa Mora, convertida
su delantal de rosas acrecienta
el milagro de fe que nos alienta
y es tesoro de Amor que nos da vida. 

Rosas para el cristiano en cautiverio
que en mazmorra de mundo desespera
y en cárcel de dolor es refrigerio 

Es en la rosa del esfuerzo dado
cuando el jardín se vuelve primavera
y se palpa en la piedra su misterio.

1-029

Ermita de la Virgen de Sopetrán – Torre del Burgo – Guadalajara – Cristalera

III

PETRÁN – PIEDRA O BAJO LA PIEDRA

Cielo esculpe la luz en los rastrojos
como piedra angular, dulce, olorosa;
donde pone los pies la más hermosa
mujer que mirar puedan nuestros ojos.

La luz de Sopetrán se hace manojos
joyas iluminadas, risco rosa,
fuente que mana un agua milagrosa
donde pueden beber los labios rojos. 

El moro de Toledo en piedra reza
junto a la higuera que en sillares crece
memorando la fe de sus imperios 

Nos morimos de miedo y de belleza
la piedra es corazón que se estremece
golpeando en el pecho los misterios.

©Julie Sopetrán
1987

1-223

Procesión de la Virgen en Sopetrán – Sopetrán -Colombia

A LA VIRGEN DE SOPETRÁN

Sopetrán es la Virgen
que canto y quiero,
por bautizar al moro
bajó del cielo.
Sopetrán es tu Virgen
Torre del Burgo,
Cúbrenos con tu manto
en este mundo.
En la higuera han crecido
las emociones,
unas son como el aire
y otras son flores.
Sopetrán es la Virgen
que yo más quiero,
de su manto de estrellas
hice mi cielo. 

©Julie Sopetrán
2005

013

Monasterio de Sopetrán en ruinas y fuente redonda – Foto: Julie Sopetrán

DÉCIMAS DEDICADAS AL AGUA DE LA FUENTE SANTA DE SOPETRÁN

Agua de la Fuente Santa
espejo de manantiales;
en su frescura hay señales
donde la fe se decanta,
si la bebo, en la garganta
el cielo se me desliza
cual fuerza que canaliza
el borbotón donde mana,
es la mano Sopetrana
que nos cura y nos bautiza.

1-017

La fuente redonda – Junto al Monasterio de Sopetrán – Hita, Torre del Burgo, Guadalajara

2

Así lo explica la Ermita
donde ahora nos congregamos;
los que venimos, nos vamos
porque estamos de visita
y es sólo el Agua Bendita
la que alivia nuestro paso,
que el tiempo es nube de ocaso
y la sed preestablecida
además de beber vida
nos va dejando sin vaso…

1-002

Cuadro en la ermita de Sopetrán – Torre del Burgo – Guadalajara – Milagros

3

El agua es nuestro tesoro
quien la bebe lo atestigua,
si con la fe se santigua
la creencia y el decoro.

María bautizó al moro:
piedra y agua, talismán,
cual bendición de Jordán
que aviva la transparencia,
siendo nuestra referencia
La Virgen de Sopetrán.

©Julie Sopetrán
Septiembre 2009

1-001

Virgen de Sopetrán en la Ermita de Torre del Burgo -. Guadalajara – Foto: Julie Sopetrán

PASA LA VIRGEN

La Virgen pasa
los gladiolos alegran
todos los pasos

En la mirada
revuelan las creencias
de los cristianos

Canta el instante
entre las flores blancas
del sentimiento.

©Julie Sopetrán

1-011

Cuadro del milagro de Jarandilla – Ermita de Torre del Burgo – Guadalajara – España

Extremadura
la mula llegó lejos
hasta La Alcarria

Camino y cera
los árboles frutales
brotaron flores

Y desde entonces
los lugares exhalan
aroma y luz.

©Julie Sopetrán

1-003

Cuadro en la Ermita de la Virgen de Sopetrán – Torre del Burgo – Guadalajara

Las rosas hablan
son palabras de amor
para el cristiano.

Santa Casilda
de Sopetrán a Burgos
agua en los pasos

Lagos y fuentes
ermitaños hermanos
enseñan fe.

©Julie Sopetrán

47

Virgen de Sopetrán de Murcia

A LA VIRGEN DE SOPETRAN DE MURCIA

Libras del peligro
cuando cruzo el puente
en el equilibrio
mantengo la mente…
Murcia te venera
Madre Sopetrana
ya no crece el río
la huerta está seca
Y el puente de piedra
ahora es más seguro,
pero tengo miedo
busco el agua limpia
Que vuelva, que vuelva
aquella riada
que cale la tierra
tu bendita gracia.

©Julie Sopetrán

1-266

Cielo de Sopetrán – Colombia – Celebración de la fiesta de la Virgen 15 de Agosto 2016

REGISTRO

Puedo ver la risa
de las nubes que lloran

y dejan su humedad entre los árboles.

El olivo, moviendo el corazón
salpica los verdes y los negros
en su madurez profunda…

El ave rapaz bebe la sangre de los vientos
y una imagen se me pierde a lo lejos

es como un pensamiento errante
siempre en busca de Dios.

©Julie Sopetrán

estandartevirgensopetran

Estandarte de la Virgen de Sopetrán

LLUEVE EN SOPETRÁN

Sobre las ruinas del viejo monasterio
las nubes son como un tejado
hecho con pizarra,
plomo el viento
y plata.
Es la luz que se esconde
entre cortinas grisáceas
bajo las telas azules
moradas
casi grises.
Lluvia-luz moja los árboles
el sol ya se ha marchitado
y entre mi ojos,
palpita
el corazón de la tarde
cuando las horas se paran.
Las nubes
sobre las tejas
gotean llanto
en mi alma.

©Julie Sopetrán

 10 de Enero 1986  – Publicado en el Periódico Nueva Alcarria – Guadalajara – España

img_3492_1024x768

La Virgen de la leche, de Alonso Cano – Museo provincial de Guadalajara – España

NANA

Ojos marrones tiene
mi niño hermoso,
se los pintó la tierra
con pincel de oro.
En las mañanas frías
de invierno crudo;

los ojos de mi niño
son más oscuros.
La sonrisa en sus labios
se vuelve cielo;
azul tornasolado
del universo.
Y gris está la fuente
su llanto amargo;

cuando mi niño llora
todo es morado…
A los caminos verdes
baja la estrella;

y jugando con ella
mi niño duerme.

©Julie Sopetrán 

19 Diciembre 1986 – Periódico Nueva Alcarria
Libro: “Canción de tierra para el amor dormido”

virgen-de-sopetran-almoharin

Virgen de Sopetrán en Almoharín – Cáceres – España

AÑO VIEJO AÑO NUEVO EN SOPETRÁN

A la orilla del mar
está naciendo el tiempo;
la estrella se ha perdido
el árbol ya está viejo.
A la orilla del río
un niño está naciendo;
nace para los hombres
que no tuvieron sueños.
A la puerta de casa
el año está muriendo;
tiritando de frío
sin un amigo bueno.
A la orilla del alma
cerca del sentimiento;
los años me preguntan
si he vivido o he muerto.
 

©Julie Sopetrán 

26 Diciembre 1986 – Periódico Nueva Alcarria  -GU- España

milagros-retablo

Cuadro Ermita de la Virgen de Sopetrán – Milagros – Torre del Burgo – Guadalajara – España

EL TEIDE VISTO DESDE SOPETRÁN

Nevada estará mañana
la altura que yo venero;
Teide blanco en la mirada
de mis silencios alpinos.
A tu cumbre se me escapa
este suspiro de nieve
mitad fuego, mitad agua
que te canta y que te llora.
Hasta el borde de tus labios
donde mi aliento termina
me va llevando la vida.
Estoy bebiéndome el fuego
contenido en tu regazo
que es la leche de tu cuerpo…
Pino dulce
sangre blanca,
roja leche
fuego en fragua

¡Teide, Teide!

 ©Julie Sopetrán 

6 de Febrero 1987 – Publicado en el Periódico Nueva Alcarria Guadalajara – España

ermita-de-sopetran

Ermita de la Virgen de Sopetrán – Foto: JS  Torre del Burgo – Guadalajara – España

LUCES DE CASTILLA
EN SOPETRÁN
 

Todo está en el corazón
Guadalajara y sus gentes;
porque todos somos hoy
lo mismo que fuimos siempre…
… Buenos, malos, poderosos,
meleros y labradores,
campiñeros, alcarreños
y serranos muy señores.
Porque somos buenas gentes
honramos Guadalajara;
y aquellos que no la quieren
es que nunca honraron nada.
Tenemos genios auténticos
pastores de raza hidalga,
abogados, militares
y hasta alcaldesas pedáneas.
Somos de tantos colores
que hasta las abejas sabias;
en vez de libar, nos pican
para sacarnos la rabia.
Y dulces como la miel
somos gentes de nobleza,
azul la sangre nos hierve
de los pies a la cabeza.
A todos nos gusta el vino
y en el verano, la siesta,
somos gente apaciguada
que poco a poco despierta.
Hombres cabales y el garbo
de mi falda por la calle,
somos gentes de dulzaina
enamorados del aire.
El aire de los poetas
caminantes al desnudo;
como aquellos niños nuestros
que no vinieron al mundo.
O como aquellos que pasan
sin hacer ruido el olvido;
balsa de palabras llena
reflejando el triste sino.
Comerciantes, sacerdotes,
clausura para los santos
en nuestra tierra escondidos
entre millones de cantos.
Gente románica y gótica
arraigada a las parcelas;
que sigue las tradiciones
del abuelo y de la abuela.
Gentes de raíces hondas
sin política inventada,
arraigadas a la tierra
entre el musgo y las escarchas.
Unos trabajan el sueño
y los otros la esperanza,
sin ordenador se aferran
a la tradición del alba.
Luces se llaman de nombre
castellanas de apellido;
en Guadalajara habitan
y están haciendo camino.
Yo las palpo con el alma
que es el tacto más divino,
gente-luz trabajadora
por los siglos de los siglos.

 ©Julie Sopetrán 

9 de Octubre 1987 – Periódico Nueva Alcarria 

 Reprodución en fachada
Virgen de Sopetrán en la fachada de mi casa. 

UN CANTO A LA VIDA  

Hoy quisiera morir
Saber que nada existe
Reposar en la tumba
Con los ojos cerrados
Dejar que cubra el agua
Mi esqueleto de piedra
Y vagar como un alga
Sin rumbo hacia otra playa
Hoy quisiera saber
Que fui tan solo sueño
Quemado entre mil brasas
Sueño de mis amigos
Los vientos que no cesan
De buscar una flor
Donde guardar la esencia
De mi polvo inconcreto
Hoy quisiera romper
Los gritos de los perros
Dar mi sangre a los muertos
Y en la roca más alta
Amamantar el tiempo
Hoy más que ningún día
Quiero nacer de nuevo
En cualquier cementerio.

©Julie Sopetrán  

Publicado 18 Septiembre 1987 – Periódico Nueva Alcarria – GU – España

valfermoso

Madres Benedictinas del Monasterio  de Valfermoso de las Monjas, Valle de Solanillos,
 – Guadalajara – España

MONASTERIO DE VALFERMOSO DE LAS MONJAS

LUGAR LIGADO A SOPETRÁN

 El Monasterio de Valfermoso es un lugar acogedor de monjas benedictinas. El tiempo se detiene entre sus celdas, para rezar, para estar en silencio. Se celebran las bodas de plata de tres  religiosas: Sor Carmen, Sor Josefina que ya es priora y Sor Nati. 25 de Septiembre de 1987. Este monasterio está a un paso de Sopetrán. En el Valle de Solanillos. Dice la historia y la leyenda que un viejo monje centenario de Sopetrán, lo fundó, para que en él hubiera monjas en vez de monjes.  Lo cierto es que ellas no dan oídos a esta leyenda. Y hoy, allí se pueden escuchar los cantos gregorianos más hermosos cantados por monjas.

Tres chopos han crecido y son tan altos
que tocan las estrellas con sus manos
manos-hojas de amarillos dedos
dedos-manos de verdes oraciones
que juntas alzan el amor al cielo.
Manos que cantan flores y son tierra
que recogen del alma la belleza
y hacen música el tiempo en la esperanza.
Carmen de la amapola que sonríe,
Josefa de la voz que se reparte
y Nati, de la nota que se eleva
sobre el río callado al solanillo…
del Valle Hermoso que en silencio suena.
Suena el olor a incienso entre la encina,
suenan los viejos cantos gregorianos,
suena la voz de Dios entre montañas
suena el amor que lleva el río abajo…
Porque algo que se queda en los chaparros
es divino, lo oigo cuando paso
manos-hojas de chopos amarillos
manos juntas rezando
yo las oigo…, rezando y trabajando
tres chopos, y más chopos
con sus hábitos negros elevándose,
sumando años al tiempo
con las horas acuestas
y la alegría colgada sobre el pecho.
Un respeto, holocausto, se me escapa,
admiración del abnegado empeño,
yo os proclamo heroínas
y me inclino
ante ese amor a Dios
que profesáis
calladas…

©Julie Sopetrán  

 9 de Octubre 1987 -Publicado Periódico Nueva Alcarria -Gu. España

 1-007

AMAPOLAS Y ABETOS 

Tres amapolas crecen
sobre la nieve,
que en Belén los pastores
cantan y beben.
Tres abetos de plata
tiene María,
los tres son alegría
de serenata.
La luz los arrebata,
José los quiere,
que en Belén los pastores
cantan y beben.

©Julie Sopetrán 

25 de Diciembre 1987 – Periódico Nueva Alcarria

pozo-del-agua-de-la-virgen

Pozo del agua de la Virgen de Sopetrán, donde bautizó al moro Alimaimón, Ermita de Sopetrán en Torre del Burgo – Gu. España. Foto: JS

TORRE DEL BURGO – siete y ocho de Septiembre.

Fiesta de la Virgen de Sopetrán 7, 8 y 9 de Septiembre

Las torres siempre nos atraen porque tienen el imán de la altura
que atrapa nuestras miradas más tímidas.
No hay aldea sin torre que no cante alguna historia
o algún poema de amor o simplemente evoque
la fe del caminante, del pastor, del campesino, del vagabundo…
La fe que se pierde por las cañadas
como se pierden las costumbres más hermosas.
Yo recuerdo aquellos días de fiesta
cuando llegaban los músicos
cuando se hacían los panes y los bollos
y el horno era brasero bajo las manos artesanas
Recuerdo, cuando a la sombra de la ermita
acampaban los gitanos y el día siete de septiembre
llegaban las madres con los niños enfermos de hernia entre los brazos
Y era Isidro, un hijo del pueblo, el que los bañaba
Se santiguaba, después, rodeaba una toalla a la cintura del pequeño
y los metía de pies a cabeza en el agua de la Virgen milagrosa de Sopetrán
Les hacía antes una cruz en el agua con los pequeños pies retozones
Se oían los sollozos, palpitaba el miedo, la madre lo esperaba
mantenía la emoción en un puño con la toalla entre las manos
Los abuelos rezaban. Los niños del pueblo lo observaban todo.
Por fin salían esos niños pataleando entre las manos fuertes de Isidro
La cura era con el agua muy fría del pozo de la Virgen
-allí donde Ella un día bautizó al hijo del Rey Moro de Toledo-
Con la toalla abierta la madre lo esperaba y lo envolvía
y secaba el cuerpecito húmedo, desnudo.
Una vela encendida susurraba en el silencio su aleluya…
Días de Septiembre, de fiesta, todo se miraba con los ojos
de nuestros antepasados que hacían esas cosas y otras ya olvidadas.
Hoy, sigue la costumbre, pero apenas si van niños a bañarse
Son contados los adultos que se bañan para aliviar sus dolores
Hoy, creo que la fe, no está vigente, o tal vez se me esconde
entre los remolques de la plaza del pueblo…
Ahora es más importante pasarlo bien con los toros
el encierro, las vaquillas, el grupo de rock, las peñas
Todo es el gusto por la fiesta en Torre del Burgo
Todo cambia pero La Torre sigue altiva y señora
Y sí, La Torre sabe conservar el gusto por la vida
Son recuerdos de su río, el Badiel
Son historias vividas entre las ruinas del Monasterio
La Ermita, la Higuera de la Virgen
Sigue siendo La Torrecilla, como muchos la llaman
La Torre del Burgo que ahora pertenece a sí misma
y vive independiente con sus propias cosechas…
Su fiesta, me invita a meditar los milagros
Los niños herniados que vinieron a bañarse y se curaron,
mi padre fue uno de ellos…
Y no sé por qué hoy creo, creo que el agua de la ermita
me cura la nostalgia y ya vuelvo a sentir que algo pasa
mientras las campanas bolean y en la mirada queda
un tiempo irrepetible.

 ©Julie Sopetrán 

9 de Septiembre 1988 – Publicado Periódico Nueva Alcarria – Gu. España

nueva-imagen-17

Interior de la capilla en ruinas de Sopetrán – Monasterio – Hita – Gu. España
Foto: JS

 NAVEGANDO HACIA DENTRO

El hombre es un mar
un océano,
tiene algas en la sangre
y le brota la espuma
por las manos.
El hombre es el mar
de su propio barco.

 ©Julie Sopetrán 

Publicado – Revista ALA Buenos Aires – Argentina – Año XII Nº 76 – 1976

1-014

Nieve en las hojas – Invierno en Sopetrán

EN SOPETRAN, HACIA EL OESTE

Porque amanezco cada día
y soy hija del tiempo
siento crecer la luz
como una lengua blanca
balando en mis sentidos.
Siento latir serenamente el árbol
entre las manos salvajes de la tierra
que transmiten su fuerza y su ternura.
Siento palpitar el sol en mis ojos
y el Amor en los labios interminables
de una dicha inacabada y frágil.
Porque amanezco cada día
me voy yendo despacio
tras los pasos del sol hacia el oeste.
 

 ©Julie Sopetrán 

Publicado en la Revista ALA – Buenos Aires – Argentina Año XII – Nº 75 – 1976

milagros-da-vista-a-ciegos

Cuadro de los milagros de la Virgen de Sopetrán- Ermita en Torre del Burgo – Gu. España

CUANDO LLUEVE EN SOPETRÁN

La lluvia

Siento caer la lluvia
por la ventana,
la lluvia grita
la lluvia canta.
En el preludio
de la mañana,
la lluvia tiene prisa
por las montañas.
La lluvia tiene
varias campanas
todas repican
sobre la casa.
Y una dulzura
suave y nostálgica,
va salpicando
las esperanzas.
Va pisando las flores
rubias y blancas.
La lluvia ríe
la lluvia pasa…
La lluvia escribe
sobre las plantas.
La lluvia es libre
igual que el alma.

 ©Julie Sopetrán 

 Publicado en el Periódico Nueva Alcarria – Guadalajara 1976 España

ermita-1

Detalle de la Ermita de la Virgen de Sopetrán en Torre del Burgo – Gu. España Foto: JS

EL TEST

-Buenas tardes
-Su nombre por favor
-¿Dónde le duele?
-¿Cuantas operaciones le han hecho anteriormente?
-Dígame si fuma o toma alcohol.
-Le vamos a hacer un test.
-Es un requisito del hospital
-Voltéese por favor…

Y el árbol estaba sangrando
su apéndice se había llenado de huesos verdes
y su mano seca temblaba entre la mía.

Desde la grande ventana
quise decirte cosas
pero mi alma tenía miedo
al frío casi blanco de la tarde…

©Julie Sopetrán 

31 de Julio 1976 – Periódico Nueva Alcarria – Guadalajara – España

1-033

PREGUNTAS

Un campesino me preguntó:
-¿Qué es el mar?
El mar -le dije- es un trozo de cielo sin estrellas
que se puede tocar.
Y un marinero me preguntó:
-¿Qué es la tierra?
La tierra, -le dije- es como el fondo del mar con pájaros,
con árboles, sin estrellas…
Y un niño me preguntó:
-¿Y qué es el cielo?
Y no le pude contestar. Después de un rato, él me dijo:
-¿No es donde están las estrellas?
-Sí. Pero no puedo decirte qué son las estrellas.

 ©Julie Sopetrán 

30 de Octubre 1976 . Periódico Nueva Alcarria 1976
(Lo firmé con el seudónimo de Eva Mazmela – Mazmela segundo apellido de mi madre)

 1-138

UNA TARDE EN LA ALCARRIA 

Yo llevo la tierra
metida en el alma;
como una caricia
del viento que pasa.
Y siento la espiga
rozando mi frente;
como si supiera
besar los recuerdos
de una tarde pálida.
El que ama la tierra
no siente distancias;
se deja la huella
y se sigue amando
con el beso vivo
de la espiga amiga
que te va gritando
¡Alcarria!
¡La Alcarria!

  ©Julie Sopetrán 

6 de Noviembre 1976 – Periódico Nueva Alcarria -GU – España
Alcarria es una comarca en la Provincia de Guadalajara, es un
terreno alto, significa tierra alta, plana y que tiene poca hierba,
pero sí muchas plantas aromáticas. Por ello la llaman a La
Alcarria, la tierra de la miel.

 externo-b8179acf8b0f800690bcbb8e005ed59a

VILLANCICO CORTO DEL AYER Y DEL HOY

Caminaba en la noche, María,
y no había posada
para su alegría.
Hoy, camina en la noche, de día
y no encuentra posada
para su dolor.

  ©Julie Sopetrán 

 24 de Diciembre 1976 – Periódico Nueva Alcarria . GU – España

 retablo-de-los-milagros-de-la-virgen

Cuadro en la Ermita de Sopetrán, milagros de la Virgen, libra al Rey Don Alfonso VI de un oso. Torre del Burgo – Gu. España

ESTRELLA 

Dios: Desde la tierra llegaré a la luz,
como tú llegaste desde la luz a la tierra.
Canta mi estrella sobre los mundos
que suene a gloria tu despertar;
que vuelva el día de los profetas
que nazcan hombres para la paz.
Que suene y suene tu canto de oro
como un ribazo de eternidad.
Canta la estrella sobre los mares
sobre las tierras, sobre los aires,
que palpe el hombre tu libertad
y que en los campos y en las ciudades
florezca el día de la Amistad.
Canta mi estrella, sobre el silencio
sobre la angustia, sobre las cárceles,
que con el grito de tu cadencia
se abran las puertas de la Verdad.
¡Oh! Canta estrella sobre los días
que van creando sinceridad,
y en cada noche que besa el viento
vayas matando la oscuridad.
Abre caminos, rompe cadenas
que la luz suene, que el viento cante,
que nazca el árbol de la bondad.
Canta mi estrella, como una novia
que se ha vestido de Navidad.
Di a los pastores cuánta alegría
va provocando tu despertar.
Di a las naciones que el odio es barro
que un Niño puede vencer el mal.
Di que tú sabes de noches frías
que han calentado la humanidad.
Canta mi estrella sobre los mundos
que todos oigan, que todos vean
tu luz brillar
y en las montañas y en los caminos
florezcan rayos de eternidad.
Canta y no agotes tu luz sin tiempo
que se recueste sobre la tierra
que tienda un rayo, que siembre un beso,
que inspire sueños al pensamiento.
Canta tu rosa de oro e incienso
cascabelea sobre los hombres
esparce mirra por los cerebros
y deja el dulce sobre los labios
en los latidos del sentimiento.
Corona al hombre que surca el tiempo.
Canta esta noche tan navideña
que en un pesebre Dios ha nacido;
y en la luz bella de nuestros campos
se oyen los ritmos de los luceros.
Que tu luz brille sobre las almas
y tu mensaje lo escuche el hombre
y así despierte de su letargo
y así se aleje de la maldad…
Porque así canta, mi estrella canta
que Amor propague tu despertar.

Julita González Barba (Julie Sopetrán)

(Firmado con mi nombre: Julita González Barba) 3 de Enero 1976  – Periódico Nueva Alcarria

 techo-ermita

Ermita de Sopetrán – Detalle – Torre del Burgo – Gu. España Foto: JS

MORIR

Cuanto dolor se pasa por la muerte
y morir es tan sólo una respuesta;
Dios apostó a morir, quedó la suerte
de pensar que la vida no está muerta.

                  ++++++++

Que no importe que el cuerpo quede inerte.

                  ++++++++

Morir sólo es llamar en otra puerta
y si nadie contesta, responderte.
Id en busca de Dios, romped el viento
y dejad en la piedra el pensamiento. 

©Julie Sopetrán 

Revista Tamaulipas – Febrero nº 308/pg/31 – México

  milagros-retablo-brihuega

Milagros de la Virgen de Sopetrán – Libra a Brihuega de Inundación y peste. Ermita en Torre del Burgo – Guadalajara – España

MIS PASOS PERDIDOS 

Yo paso por la vida de costado
mirando a la frontera ansiadamente;
tengo miedo al abismo de la gente
y es el tiempo mi sueño inacabado.

Terminaré mi senda en lo marcado
las horas, borrarán calladamente,
aquellos pasos que sudó mi frente
sin nunca terminar lo comenzado.

Me dormiré a la sombra de la tarde
toda mi alma la entregaré al ocaso
dejando un verso libre que me alarde

Y si llego a mi meta con retraso
será que en un instante fui cobarde
queriendo recoger paso tras paso.

 ©Julie Sopetrán 

Revista Tamaulipas – página 42 -Rincón Poético – México  1986

 b59f31fb37bef93e1390100b0b1f3aa3

SE FUE LA ROSA 

Rosa murió en otoño
No tenía dinero
Para comprar el sol
Un poquito de fuego
En verano fue diosa
Y reina en primavera
En otoño, la rosa
Es sueño de poetas
Anduvo por los campos
Tropezando en las piedras
Sus pétalos se helaron
Su corazón ya es tierra
Rosa murió penando
Se fue su primavera
Y la llevó el verano
A un campo de tristeza
Es otoño y la rosa
Agoniza en las huertas
El invierno la esconde
Lejos, con las estrellas. 

 ©Julie Sopetrán 

Publicado en la Revista Tamaulipas Pg. 30 – México.

primeros-pasos-de-jesus-de-la-roldana
Escultura los primeros pasos de Jesús de La Roldana.
Escultura procedente del Monasterio de Sopetrán

CAMINITOS (Villancico)

Caminitos de nieve
de puro invierno,
el Niño está llorando
sobre los hielos.

Hoy los pastores cantan
al Rey Divino,
van recogiendo mantas
por el camino.
Cascabeles espantan
a los mochuelos,
que el Niño está llorando
sobre los hielos.

Las estrellas se mueven
danzan, se expanden,
todos los niños vienen
a ver cómo arden.
Todas las luces tienen
algo de cielo
y el Niño está llorando
sobre los hielos.

Caminitos brillantes
que a Belén llevan
la paz del caminante
siempre consuela,
sin ella, el Niño amante
queda muy lejos
y hay que ir a calentarle
sobre los hielos.

©Julie Sopetrán 

19 Diciembre de 1981 – Periódico Nueva Alcarria – en mi espacio de
Alcarria Poética – Guadalajara – España

 feliz-navidad

FRIO (Villancico)

En el temblor del hambre
tirita el Niño,
la tierra está muriendo
todo está frío.
En los hielos del hombre
la noche llora.
¿Quien me presta una aurora
que la resondre?
Una brisa canora
toca el cariño,
que la tierra no muera
con tanto frío.
Panderetas del hielo
material vano,
necesitamos fuego
para las manos,
que si no amamos
tirita el Niño
y la tierra se muere
con nuestro frío.
Vayamos a la fragua
que siendo llama,
quemaremos el agua
en cuerpo helado.
Que hay en el agua fría
mares y ríos,
no dejemos que el alma
muera de frío
en esta Noche Santa
que nace el Niño.

©Julie Sopetrán 

 19 de Diciembre de 1981 – Periódico Nueva Alcarria – Gu. España

 pozo-en-canizar-milagros

Milagros de la Virgen de Sopetrán – Cuadro en la Ermita de Torre del Burgo – Guadalajara – España.  Libra a un niño de la caída de un pozo. En Cañizar. Pueblo vecino a Sopetrán.

1-114

Calle de Sopetrán – Colombia

HOJAS VIAJERAS

No hay flores ni sonrisas
En la canción del río
Mil barquillas navegan
Cargadas de dolor
Una para en la orilla
Cambiando su destino
Otra sigue de frente
Con la pompa amarilla
Que el árbol le infundió
Son barquillas de otoño
Presas en la corriente
Rotas en la canción
Son páginas del árbol
Escritas a la vida
Que en el otoño bregan
Van por el mar lejano
Dejando sobre el día
La belleza pintada
Por la mano de Dios.

©Julie Sopetrán 

Revista Tamaulipas – México Pg. 30. – 1980

jesus-el-pastor-2

Arco iris en Sopetrán – Torre del Burgo – Guadalajara – España

LAS FIESTAS DE NUESTRA SEÑORA DE SOPETRÁN EN TORRE DEL BURGO

Los días 8, 9 y 10 de Septiembre, son las fiestas de Torre del Burgo.

Son muchas y grandes las historias que ligan a este pueblecito con el nombre de Sopetrán. Nuestra Señora de Sopetrán conoció inmensidad de procesiones y romerías que en tiempos se celebraban y que hoy, lo son menos, debido al gran letargo de las gentes y el paso de los siglos que adormecen la historia de estos pueblos castellanos.

No podemos negar que Septiembre es rico en fiestas. Son pueblos que gozan de esa alegría netamente mariana, que los envuelve desde antaño la devoción mariana. La Virgen de la Antigua, en Guadalajara, la de Peñahora en Humanes de Mohernando, la de La Granja en Yunquera de Henares, la de La Salud de Barbatona en Sigüenza,,, Y tantas advocaciones conocidas en nuestro círculo en honor a la Madre de Dios.

Torre del Burgo, es un pueblo muy pequeño, simpático, enclavado entre varias carreteras, como son la de Soria,. la que uno a Torija con Humanes desde la carretera de Barcelona a Madrid… Está situado en un pequeño cerro o burgo que parece observar los encantos del Valle privilegiado de Solanillos.  Desde su mediana altura, se contempla el río Badiel, los árboles de la carretera, no completos, porque los han cortado, pero queda la chopera de Sopetrán, que cuando yo era niña, vi plantar a mi padre. El nuevo alumbrado de la finca que siempre fue como un cuadro pintoresco, como una joya de piedra labrada en el antiguo camino de Navarra.

Torre del Burgo, venera a la Virgen de Sopetrán, después de muchos avatares históricos, conserva la imagen de la Virgen, que aunque no es la antigua, posee un gran encanto escultórico. También es de notar, entre las celebraciones, cómo el día 7 por la tarde, se abren las puertas de la ermita y acude gente de todas partes de España, para bañar a los niños herniados en las aguas milagrosas de la Virgen, en el pozo de la Fuente Santa, donde se curan milagrosamente por intercesión de la Virgen. Las aguas están frías. El Ayuntamiento manda limpiar el pozo todos los años antes de la fiesta. Las curaciones son de hernia pero también acuden enfermos con otras dolencias. Recuerdo ahora el caso del vecino de este pueblo, Venancio Jiménez del Río, enfermo incurable de cáncer que fue curado por mediación de la Virgen de Sopetrán, de su fe y de su devoción. Hay innumerables casos que serían dignos de investigar y enumerar, también meditar estos hechos a los que no se atreven a llamar milagros aquellos que se creen más inteligentes por no creer. Pero cada año ocurren todavía, en estas aguas de la Virgen de Sopetrán, hechos milagrosos a través de la fe.

Y no quiero pasar por alto a Fray Antonio de Heredia, autor de la historia de este Monasterio y Virgen de Sopetrán, cuando nos habla de este lugar que fue uno de los santuarios más célebres de la cristiandad y no sólo en España, también llegó a Colombia, sin olvidarnos de Jarandilla de la Vera, en Cáceres, Almoharín donde todavía se venera a la Virgen con el nombre de Sopetrán.

Según cuenta Fray Antonio de Heredia, acudían en procesión y romería a este lugar los pueblos siguientes, sin contar los ya desaparecidos, más de ochenta pueblos y todos ofrecían sus cirios a la Virgen por favores recibidos. Entre estos pueblos se encuentran:

Brihuega, Hita, _Torija, Guadalajara, Aienza, Uceda, Trijueque, Fuentes de la Alcarria,  Valdeavellano, Membrillera, Muduex, Valfermoso de las Monjas, Grajanejos, Utande, Valdearenas, Montarrón, Cañizar, Ciruelas, Rebollosa de Hita, Heras de Arriba, Torre del Burgo, Tórtola de Henares, Aldea Nueva, Valdegrudas, Caspueñas, Taracena, Mohernando, Humanes, Robledillo, Cerezo, Razbona, Málaga del Fresno, Malaguilla, Alarilla, Valdeancheta, Copernal, Taragudo, PLadilla, Maluque.  Nos llevaría mucho hablar de cada uno de estos pueblos ahora pequeños, antes, muy importantes. Pero lo que sabemos es que todos eran devotos de la Virgen de Sopetrán y estaban comprometidos con el Santuario y con la Virgen. Hoy ya se han perdido estas costumbres, porque la historia cambió las rutas y los caminos populares, pero es bonito recordar lo que nos cuenta Fray Antonio en sus crónicas, especialmente de Torre del Burgo que es el pueblo más cercano al Monasterio.

“El lugar de Torre del Burgo es el más cercano al Monasterio que aunque antiguamente fue mayor en vecindad, que el pasado, es feligresía de este convento, y para la administración de los Santos Sacramentos, pone en él, un monje.  En estos lugares confería la descendencia antigua de los moradores parroquianos de este monasterioy a ellos se recogieron los moradores de Solanillos, Torre de don Vela y Tres Casillas, que también eran feligresía de este monasterio, y pueden ellos preciarse mucho de tener como parroquia matriz la iglesia de Nuestra Señora de Sopetrán, en este monasterio, por ser descendientes de los antiquísimos cristianos mozárabes, que viniendo entre los moros y confesando la pureza de la santa fe católica, supieron tener firmeza y sufrir… Este lugar de Torre del Burgo, conserva el voto antiguo de venir en procesión a este santuario en diferentes días del año, el cual cumple con mucha puntualidad.”

Hoy, lamentablemente, desapareció esta costumbre, como también desapareció la iglesia del monasterio, todo son ruinas, aunque queda viva la higuera de la Virgen.

A veces no se entiende por qué Torre del Burgo, tiene dos patronas o advocaciones, Nuestra Señora de la Asunción y Nuestra Señora de Sopetrán en su parroquialidad. Tendríamos que voltear otra vez la historia y sería muy largo. Lo más importante es que Torre del Burgo ama a su Virgen, ya no importa el nombre porque es sólo una, la Madre de Dios. Y el amor y el fervor es a la Madre, el más hermoso de todos los fervores.

La historia a veces mezcla los sentimientos, pero ahí está Torre del Burgo, alegre, con su fiesta sencilla y llena de encanto, porque encantador es encontrar en los pueblos siempre el eco de las costumbres y las cosas que dejaron huella.

Ve a Torre del Burgo, amigo lector, visita su iglesia, contempla la imagen de la Virgen y reza con el poeta de Hita, después, baja a la Fuente Santa y bebe sus aguas limpias, sentirás la influencia del moro en tu alma, después ve al monasterio, recorre las ruinas eternas de Sopetrán y acaricia la higuera donde la Virgen se apareció al hijo del Rey Moro de Toledo, Ali maimón. La Higuera no crece mucho, porque se quedó encantada entre los pies de la Virgen. Luego sube al cerro de enfrente y quédate en la cueva donde los monjes hacían sus vinos, y ve más lejos, quien sabe si a esas otras ruinas de Sabatran. 

©Julie Sopetrán 

11 de Septiembre 1976 – Publicado en el Periódico Nueva Alcarria – Pg. 11

amapolas

Amapolas de Castilla

LO QUE TENGO A MI ALREDEDOR  

Tengo un arroyo claro
tranquilo y sonriente,
sobre su verde musgo
pasea la corriente.
Nace en un surtidor
muere en un afluente
y recibe en su seno
el agua de la fuente
donde sació su sed
el viejo labrador,
donde escucho los trinos
del cantarín gorrión.
Tengo un campo cuajado
de espigas y amapolas;
mi padre lo ha sembrado
regándolo de coplas.
Al regresar a casa
él canta como un niño;
mientras sus huellas besan
el polvo del camino.
Tengo una rosa roja
y una chopera verde,
y una estrella en el cielo
que se apaga y se enciende.
Y aunque todo no es mío
en mi nada se advierte,
la eternidad que tengo
cuando llegue la muerte
a robarme esta vida
que en el tiempo se pierde.
Y tengo una guitarra
charra, como la tierra,
que cuando lloro calla
y cuando río, canta.
Y tengo la sonrisa
serena, dulce, abstracta,
que se queda en el aire
pa consolar las lágrimas.
Tengo, lo que tú tienes
vista, oídos, habla…
algo hermoso nos une
y es que tenemos alma
porque el río lo sabe
porque el agua lo canta.

©Julie Sopetrán

Revista club CCC – San Sebastián -1967 – Firmado como Julita 43793

 1-262
Fiestas de Sopetrán en Sopetrán – Colombia – 2016

RAPTO

Escondí en una colmena
las mieles de los recuerdos;
y hoy me ha robado una abeja
para tus labios, mis besos.

©Julie Sopetrán

Revista Club CCC San Sebastián – España – Febrero 1966 Firmado: Julita 43793

 camino

Nieve de invierno en Sopetrán – Guadalajara – España – Invierno

COPLAS DE PRIMAVERA EN SOPETRÁN

Hoy ha nacido una rosa
hoy nace la primavera,
hoy me dice el corazón
que en vez de odiarte…
te quiera. 

Hoy el sol desde la altura
con sus rayos me ilumina;
hoy he visto en el ciprés
pararse a la golondrina.

Hoy el cielo es tan inmenso
que me he perdido en su azul;
hoy me han dicho las estrellas
que no me olvidaste aún…

Mi corazón no está triste
ni llora, ni desespera,
porque le ha dicho una rosa
que hoy vuelve la primavera.

©Julie Sopetrán 

Julita 43793 –  Revista Club CCC San Sebastián 1966 – España

solo
Tierra recién arada – Guadalajara – España

LA SIMIENZA 

Ya viene el frío y la hoja
del árbol se cae al suelo;
ya muere triste la rosa
ya viste de gris el cielo.
Por las calles de la aldea
canta, llora, pasa el viento;
junto al fuego se recrea
oyéndole el pensamiento.
Mientras allá por el llano
con su yunta y vertedera;
un hombre tira los granos
que lleva en la sembradera.
Es mi padre, labrador
un labriego, un campesino,
un hombre, un cultivador
del afanoso destino.
Esparciendo la semilla
por la tierra ya labrada;
se escucha un “arre mulilla”
que retumba en la cañada.
Es la voz del aldeano
que va los trigos tapando;
lleva el arado en la mano
y el corazón palpitando.
Las semillas ya ha caído
al corazón de la tierra;
las aves se han conmovido
al ver que se las entierra.
Las palomas por la orilla
del barbecho van buscando,
los granos o las semillas
que no se han ido enterrando.
Y Dios desde las alturas
riega con manos divinas,
los cerros y las llanuras
de las tierras campesinas,
para que crezca el trigal
sembrado con diligencia,
se convierta en candeal
y en fruto de la simienza.
Y yo, viendo al sembrador
mi alma siento sembrada,
que Dios la sembró de Amor
cuando la hizo de la nada.

©Julie Sopetrán 

Julita 43793 – Sopetrán – España Publicado en la Revista CCC San Sebastián – 1966

1-035
Mujer colombiana 

MUJER CAMPESINA

¡Oh! Santa jardinera
en tus manos, la tierra goza amores
que transmiten al aire la belleza
de tu jardín de flores.
El secreto de tu naturaleza
rebosa en mi emoción contemplativa
y en tu piel de cereza
la sangre de los dioses está viva,
porque en tu realeza
es tu gracia la flor que nos cautiva.

©Julie Sopetrán 

Michoacán – México – Jardín de Cirios y Ofrendas – Cementerios 1995

VERSOS CREADOS POR MI PADRE FEDERICO GONZÁLEZ MATEO. Nacido en Torre del Burgo 1910-2001. Alcalde de Mohernando. En ellos narra momentos dedicados a la Virgen de Sopetrán en una de sus fiestas especiales. Fueron recitados en la procesión por otra niña del colegio y yo, con motivo de la restauración de la procesión con las gentes de Jarandilla de la Vera, que volvieron a Sopetrán después de muchos años de ausencia. Yo era una jovencita. Este es un recuerdo entrañable de mi padre. 

A LA VIRGEN DE SOPETRÁN

Niña 1. Entre alegría y dolor
visitas hoy tu convento;
y te alegra recordar
que aquí fue tu nacimiento.

Niña 2. Ya se enternecen tus ojo
al recordar el pasado;
y ver tu convento en ruinas
hundido y abandonado.

Niña 1. Desde más de siglo y medio
nunca tuviste ocasión;
de venir hasta la higuera
que hiciste tu aparición.

Niña 2. En su tronco apareciste
de pie y juntas las manos;
avivando y exprimiendo
las penas de los cristianos.

Niña 1. A través de tantos siglos
ella conserva el verdor;
lo mismo que tú conservas
para todos el Amor. 

Niña 2. Amor para los cristianos
que estaban presos con grillos;
en este frondoso valle
llamado de Solanillos.

Niña 1. Ese Amor que nunca muere
aunque sufra mil ultrajes;
eran ochenta los pueblos
que te han rendido homenaje.

Niña 2. Hoy goza tu corazón
hoy tu sol con fuerza brilla;
porque han venido a alabarte
tus hijos de Jarandilla.

Niña 1. Para engrandecerte más
han traído a sus danzantes;
y sin echarte la espalda
van bailando por delante.

Niña 2. Vienen cargados de fe
de tu ayuda agradecidos;
para conocer el sitio
donde tú, Madre, has nacido.

Niña 1. De langostas y de orugas
les libraste de la peste;
así ellos en su memoria
siempre te llevan presente

Niña 2.  Desde aquel bello milagro
que cobijó tu corona;
te venera Jarandilla
como su Madre y Patrona.

Niña 1. Aquel animal sin vista
y ocho días de camino;
a arrodillarse ante ti
desde Extremadura vino.

Niña 2. Te pedimos para el mundo
corrompido de ambiciones;
que tengas misericordia
y unifiques las naciones. 

Niña 1. Todos te quieren y adoran
el viejo y el chiquitín;
como igualmente tus hijos
del pueblo de Almoharín.

Niña 2.  Adiós Madre Sopetrana
deste mundo eres consuelo;
que algún día todos juntos
te alabemos en el cielo.

Federico González Mateo 

Mis Padres: Felisa y Federico

Mis padres Felisa y Federico

A MI MADRE

A mi madre: Felisa Barba Mazmela 1913-1998.

Hoy he sentido latir tus emociones
serenamente dulces.
Hoy hace años que me trajiste al mundo
un día del junio trashumante.
Ya me parece un siglo la distancia
y aún veo tu imagen brotando en el centro del camino
entre aromas de alcarrias saludables.
¡Madre! ¡Qué sensación de ti me precipita!
¡Qué dulzura me embriaga!
¡Qué recuerdo de sol sobre tus verdes limpios!
¡Qué añoranza sagrada de tus besos!
Hoy siento latir tus emociones
y pareces un ángel en mi mente
repasando mis sueños ya crecidos.
Hoy vuelvo a nacer, y en otra tierra
aún me llega la sombra de tu árbol divino.
Hoy pienso en ti, como en una verdad interminable
contenida en mi tiempo.
Hoy, renuevo este gozo de haberme sentido en tus entrañas,
Hoy, sentirás conmigo la alegría
de este milagro hermoso de la vida.

©Julie Sopetrán 

flor-de-almendro

Flor de Almendro en Sopetrán – Torre del Burgo – Hita – Guadalajara – España

UNA FLOR

Segundo premio de poesía en los Juegos Florales de San Sebastián 1969.
Palacio de San Telmo. Englantina. Mi primer poema recitado en público.

Silvestre, como la sombra
que sonríe en la explanada;
nació una flor cualquier día
mientras el sol despertaba.
Amarilla, como el rayo
que entre los pinares canta;
como la chispa de oro
que en el espacio se escapa,
como el color que florece
cuando se eleva una llama.
En la flor se oculta todo
aunque ella no sepa nada;
cuando una mano la corta
en vez de gritar, se calla
antes de morir desea
dar su belleza y su gracia,
que siendo humilde, es coqueta
y siendo divina, humana.
El silencio es tan perfecto
que hasta en él, las manos hablan,
siembran, crean, dan, reciben,
regalan, aplauden, aman…
Saben decir que una flor
vale por cien mil palabras.
Son las manos que responden
a los instintos del alma.
Y ese afán de sembrar flores
junto al corazón, me agrada.
Me gustan los jardineros
la paz en ellos contagia,
que las flores dulcifican
mientras que hieren las balas.
Por eso admiro las manos
que al corazón le regalan
flores, que sin jardinero
tienen candor y fragancia
y captan de nuestras vidas
silencios que son palabras.
La flor no sabe que el cuerpo
con su corazón de máquina,
en vez de crear rocíos
sólo puede engendrar lágrimas.
La flor busca mis paisajes
y su esperanza es lejana,
entre mis manos de barro
su cuerpecillo se pasa.
¿Será el cerebro que entiende
que la belleza es abstracta
y al contradecir al tiempo
entre las cosas se para?
¿O será el tiempo más sabio
que de la flor arrebata,
la ternura, el colorido,
la sencillez, la elegancia?
Tal vez se paren las cosas
en la belleza, morada
donde se hace interminable
lo que se empieza y se acaba…
Una flor guarda el secreto
del hombre, el tiempo la mata,
a mi me queda el recuerdo
de su infinita nostalgia.
De aquellas manos que dejan
huella sobre la solapa…
En la flor vive el misterio
y lo natural nos habla,
Dios se manifiesta en ella
como en un cáliz de plata.
Y mientras el hombre siembra
los sentimientos del alma,
sobre la materia triunfan
las flores de la enseñanza.
Pues la flor que aquella tarde
pusieron en mi solapa,
me recuerda la ternura
de la tierra en las entrañas.
Que si el mundo comprendiera
la grandeza de una flor,
en vez de existir la guerra
existiría… el Amor. 

©Julie Sopetrán 1969 San Sebastián – España

Publicado en Alcarria Poética 1975 Guadalajara – España- Periódico Nueva Alcarria.

escalera-del-pozo-de-la-virgen

Escalera del pozo de la Fuente Santa de la Virgen de Sopetrán donde bañan a los niños herniados. Ermita de la Virgen – Torre del Burgo – Guadalajara – España

UN ADEMÁN INCONGRUENTE 

Tiemblo
la taza se derrama en el traje impecable
de la noche.

Un ataque de pantomima
espanta las palomas dormidas del convento.

Entre los dedos
se desanima el gesto:
en la expresión del culto
que articula la audiencia.

Es una declaración de lo que se siente
o son ademanes defectuosos
que en la oscuridad saben a café con poesía.

Manifestación de sentimientos mudos
acentos afectados
en los virajes de los movimientos.

O tal vez es una mancha en las gafas
que no deja ver la mejilla
en los colores del impacto.

Sí, sí, es el mohín de la luna
al pasar por la plaza
que sonríe misterios a las monjas.

O es acaso la sombra en el asombro
del insomnio.

Guiño, ilusión del respingo
garabato en garambaina
torcedura de gesto
o la voz deambulando en el silencio

Y tú y yo
dando y recibiendo el provecho
que aprovecha la miel
de los versos libres.
 

© Julie Sopetrán
– Versos a medianoche en Guadalajara – España

1-005

En buena compañía… Sopetrán – Colombia 

DIVAGACIONES ante la pregunta ¿Qué es el tiempo?

El tiempo es la palabra a la que no renuncias
es un paso indeciso caminando despacio;
una ilusión, un eco que resuena el espacio
donde de extremo a extremo la vaguedad enuncias. 

El tiempo sólo existe cuando tú lo denuncias
la prisa, el desenfreno son el fin y el prefacio;
chocan entre los muros de su propio palacio
porque el tiempo no existe si tú no lo pronuncias.

El tiempo es todo y nada: burbujas en el viento
como un latido cósmico que concentra la vida
suspiro que entrecruza misterio e incertidumbre 

El tiempo nace y muere en nuestro propio aliento
se deshace en las manos, te reclama y te olvida
el Amor lo hace eterno detrás de la costumbre. 

© Julie Sopetrán – Versos a medianoche – Guadalajara – España

 puente-viejo-y-virgen-de-los-peligros
Puente Viejo, Murcia – España – Con la hornacina de la Virgen de los Peligros de Sopetrán.

Dudas recelan
las tempestades
Tierra adentro
la espuma…

© Julie Sopetrán

milagros-retablo-brihuega

Milagros de la Virgen de Sopetrán – Cuadro Ermita de la Virgen – Torre del Burgo – GU. España

LA PEREZA 

Por la pereza el hombre deshace sus victorias
se acomoda a la silla de la desesperanza;
su lentitud aviva la pausa y la tardanza
se resiste al trabajo, destruye trayectorias. 

La pereza descuida los cantos, las euforias
limita los impulsos de la divina andanza;
se acomoda en el paro, mata la confianza
y rompe los espejos de las sublimes glorias. 

La pereza es el arma que asesina las horas
La pereza es fracaso que debilita esfuerzo
La pereza es quebranto de lo que no se hace 

Porque sin hacer nada en repugnancia moras
La diligencia es grito que atesora refuerzo
Y si no te reciclas… ya mueres cuando naces. 

© Julie Sopetrán

VERSOS A MEDIANOCHE 2011 Guadalajara – España

Tres poemas de Julie Sopetrán publicados en ÀBSIDE,
Boletín de la Asociación de Amigos de la Catedral de Sigüenza
Guadalajara – España – Agosto 1990 – Número 11

1-399

Sacristía de las Cabezas – Catedral de Sigüenza – Guadalajara – España

 PULCHRA SEGUNTINA
SILENCIO SONORO EN LA CATEDRAL DE SIGÜENZA
SACRISTÍA DE LAS CABEZAS

Expresiones humanas sobre el techo
mirando hacia la nada
¿Qué buscáis sobre mis hombros de papel
que no halláis visto ya desde otro lado?
Retratos sois de ayer, nunca os he visto
quiero reconoceros cuando os miro
¿O es que me conocéis?
Trescientas cuatro sois una por una
Bocas abiertas, ojos arrebatados, gestos irónicos,
Rasgos que me hablan de muerte
Caligrafía de Alonso de Covarrubias
bien escrita en el techo…
Diferenciados los nombres,
las barbas, los motivos, las carcomidas penas
que cargamos los cuerpos cuando se ausenta el alma.
Dolor, angustia, soledad, asombro
en el silencio de la Catedral
o esa duda de ser y seguir siendo,
tan escondida, tan indiferente…
Tan presente en la piedra.
Son cabezas para vestirme la mirada
Prendas de sacristía
para salir de adviento hacia la calle
y celebrar el rito de vivir y de morir conjuntamente,
sabiendo que en el techo
ojos petrificados nos vigilan.
Se ríen con nosotros, aunque son ellos mismos.
Lo sabemos muy bien, porque son sus retratos
-aberturas del tiempo-
por donde respiramos el misterio.
¿Qué buscáis sobre mis hombros de papel?
No. La muerte aún no ha pasado, pero haced un hueco
a mi caricatura
para que pueda reírme con vosotros.

 © Julie Sopetrán

 1-427-2

El Doncel de Sigüenza – Catedral – Sigüenza – Guadalajara – España

VIENDO CÓMO VUELA UNA MARIPOSA
SOBRE LA ESCULTURA DEL DONCEL 

Apoyada en el codo de mi calma
hoy me viene el Doncel a la memoria,
leo en su libro la palabra: historia
y entre sus letras se me pierde el alma.
Expresión de lector meditabundo
contemplativa imagen de la vida;
¿Buscan tus ojos la ilusión perdida
o el deseo de ser fiero y profundo?
Sobre un haz de laureles reclinado
pareces conocer sueño y cordura;
me consuela tu gesto de dulzura
tu afán de conocer lo ilimitado.
¿De qué piedra se ha hecho tu belleza
quién puso el pensamiento entre tus manos
por qué bajan tus ojos mis lejanos
resplandores de ensueño y de pureza?
Martín Vázquez de Arce, Caballero,
militar castellano, noble amigo;
cómo me gusta releer contigo
el dolor, la alegría, el mismo fuero.
Desde mi soledad yo te comparto
admiro de tu página, el silencio;
en la mueca del tiempo me licencio
un museo de historia hoy es mi cuarto.
Tu escultura me alienta, estamos vivos
en lectura esencial de tomo abierto
latido musical en el desierto
o en rumor ancestral de los olivos…
Porque cantan tus manos: mariposa
en voz de pensamiento. Es la lectura
un vuelo que revuela en tu armadura
o un rumor luz-palabra que se posa.
Viene rozando piedra con sus galas
Luego, en la llama de mi palmatoria,
se quema el movimiento de sus alas:
tiempo, palabra, pensamiento, historia…

© Julie Sopetrán

1-356

Catedral de Sigüenza – Guadalajara – España

A LA CATEDRAL DE SIGÜENZA

La Catedral
la Catedral…
tiene aires de princesa
y es medieval.
Su portada
es gótica y románica
como mi alma
Guarda muchos tesoros
porque es muy rica
¡Ay! Cómo canta y llora
su Sacristía.
Las capillas, las puertas,
los rosetones,
son caprichos del arte
¡Nadie los toque!
Hay que mirarlo todo
todo en silencio
para que no se rompan
los pensamientos.
El coro se ha callado
tiembla la tarde,
en su capilla lee
Vázquez de Arce.
Lee y medita amores
panal de mieles,
si degustas el néctar
nunca ya mueres.
La Catedral
la Catedral…
Por fuera es maravilla
por dentro, madre,
¿Cómo será?
A mi me gusta verla
para soñarla
y dejar en su piedra
ventana, el alma.

© Julie Sopetrán

Tres poemas de Julie Sopetrán publicados en ÀBSIDE,
Boletín de la Asociación de Amigos de la Catedral de Sigüenza
– Agosto 1990 – Número 11

 botarga-de-los-ninos-de-robledillo-de-mohernandop1080295

LA BOTARGA  (Fiestas y costumbres de España)

Por Julie Sopetrán

La botarga es el símbolo del mal, muy popular en la provincia de Guadalajara, (España) Consiste en un danzante que incordia a los demás. Es también un tonteras. Normalmente acompaña en alguna procesión de vírgenes o de santos y va danzando, haciendo travesuras e intenta distraer a la gente que están en la misa. La botarga va vestida con colores muy vistosos y máscaras horribles, persigue a las mozas casaderas con una cachiporra y suelen llevar también castañuelas. Dejan entrever su origen en ritos de fecundidad paganos. En Guadalajara tenemos la botarga de Retiendas, un pueblo pobre, está situado al sur de la sierra de Tamajón, un pueblo que vive de la ganadería y en los alrededores están situadas las ruinas del Monasterio de Bonaval de arte ojival. Su fiesta es el día de la Purificación de la Virgen. Este ser enmascarado llamado “botarga” salta desde los terraplenes y parece un diablo, va sonando los cencerros que lleva atados a la cintura haciendo ruido y dando voces por donde pasa.
Aunque la botarga parece un arlequín, no tiene nada que ver, su traje de bayeta roja y amarilla alterna con parches de gran colorido. Ostenta una especie de orejas cilíndricas, a las espaldas lleva un gran cobijón de colores donde guarda ceniza, paja muy molida o pelusa de espadaña. En su mano derecha lleva una gran castañuela y en la izquierda una descomunal cachiporra. Calza abarcas con peales de pellejo y ostenta un llamativo rabo hecho con la misma tela, parece un auténtico diablo.
Sus mojigangas requieren que el danzante enmascarado mantenga el tipo haciendo ejercicios que requieren un gran equilibrio. Va saltando y bailando de casa en casa y reúne a las autoridades, sacerdote y mayordomos de la Hermandad de la Virgen de las Candelas. Lleva a toda la gente a la iglesia del pueblo donde se celebran las vísperas. Toda la gente entra a la iglesia menos la botarga que se queda fuera del templo, buscando y persiguiendo a las mozas, los mozalbetes insultan al enmascarado. Luego se hace una gran hoguera. Los mayordomos invitan a la gente con vino o refrescos. Y disfrutan viendo cómo la botarga salta el fuego de un extremo a otro. Cuando acaba el fuego la botarga se revuelca entre las cenizas y los tizones de la fogata para mancharse y manchar a los demás. Luego llena su cobijón de ceniza y les va echando a las mozas y las mujeres del pueblo, siendo un jolgorio y persecución por las calles.
Todo esto se hace a la caída de la tarde, ya noche, para que las llamas den al lugar un aspecto macabro en contraste con la botarga que parece una momia viviente. A veces la hoguera de la botarga ha durado hasta cuatro o cinco días y de esa forma la fiesta se alarga. Al día siguiente va la botarga en la procesión alabando a la Virgen y todos tienen que contestar con un vitor o viva la Virgen.
La botarga hace una especie de baile, saltos, contorsiones, piruetas, pantomimas, para ser fiel a una especie de rito ancestral que se conserva por estos pueblos castellanos. Es un alarde de dinamismo, de sudor, de entrega enmascarada. Otra de las curiosidades de este pueblo es que después de las procesiones, los almonedeos, las ofrendas presentadas a la Virgen de Candelaria, los mayordomos presentan una gran tarta de caracoles hecha en forma de pirámide y en cuyo vértice lleva un pájaro, hecho también de la misma masa dulce. La botarga roba el pájaro, como una más de sus travesuras, y con él, huye, se sube a una gran terrera que hay frente a la iglesia y allí clava su cachiporra en sitio visible y sobre ella pone el pájaro robado.
Los asistentes a la típica fiesta, comienzan a tirar piedras, con objeto de derribar el pájaro, y alguna piedra le llega también a la botarga que, permanece junto a la cachiporra, sin miedo alguno y asumiendo el peligro. Cuando el pájaro es derribado, la botarga se arroja por las terreras rodando como una bola. Entonces la persecución se acrecienta y el pueblo y los forasteros lo persiguen.
Las gentes de este pueblo dicen que la fiesta es tradición y la han heredado de sus antepasados. En pueblos cercanos también existen estas botargas, en Tortuero, allí es el 6 de Enero. En Montarrón, en Robledillo, en Jadraque, Budia, Beleña, Valdeluño, Majalrayo, Utande, Mazuecos, en Peralejos… Cada lugar tiene distinta máscara y distintos significados, atormentados, infantiles, tétricos, renancentistas, pastoriles, religiosas, votivas, todas ellas heredadas de padres a hijos, eran promesas, votos, herencias y trajines de la costumbre arraigada a la tierra. Hay luegares de Guadalajara, como Palancares y Almiruete, donde no sólo hay un enmascarado sino varios, grupos de botargas que aún celebran el día de Santa Águeda, 5 de Febrero, estas botargas visten de blanco, llevan cencerros atados a la cintura y ostentan un cuerno. Suelen cubrirse con pieles de cabra, cual si fueran máscaras zoomórficas haciendo honor a la prehistoria.
Estos ritos enmascarados representan esa parte del ser humano tan desconocida, como es la de actuar con la otra personalidad vestida de otro “yo”, el carnaval, la oportunidad de ser lo que no soy, lo que quisiera ser, lo que nunca fui, incluso lo que no quiero ser… La máscara, la botarga, nos brinda esa oportunidad de manifestarnos en el falso espejo, ese que también nos proyecta en lo grotesco, allí donde nos es más fácil reírnos de nosotros mismos, dando a la irrealidad una u otra dimensión humana de lo real.
Yo os animo a visitar estos pueblos que me rodean y conocer la botarga más de cerca.

o_19gapmkm51aj42f53a789rr803h

Paisaje de Castilla – Robledillo de Mohernando – Guadalajara – España

FRENTE AL FALSO ESPEJO

Nunca quise sembrar en los espejos
Porque no encontré agua en los cristales azogados
Ni en sus paisajes hipnóticos

Si me miro al espejo, sé que me multiplico en lo falso
Al espejo se miran los políticos, los dioses
Y algunos vagabundos

El diseño de mi espejo no está acabado
Por eso cuando me miro en él, sólo veo el dibujo de mi sombra
Que quiere ser nube

En el espejo me rodea el vértigo
Y para no caer al abismo me invento la inocencia
Yo quise ser espejo de mí misma
Y me convertí en río
Pero ese año no hubo cosecha porque no llovió nada

Prefiero lo inesperado a lo que se proyecta
El mundo me hace elegir caminos
Que no puedo añadir a mi destino
Y si el otro se aleja de mí
Pienso que me ha visto en el espejo
Y tal vez se asustó

Y es que soy el universo, no la medida del universo
Y el falso espejo me obliga a dejarme medir
Por el entendimiento de los necios
O el arraigo a la tierra
¿Quién le ha dado forma a mi destino?
¿Y quién, invisible me mira o está detrás de mi en el espejo?

La lluvia me cela los pechos y al pasar se mira en ellos
Se detiene frente a los latidos de mi corazón
Se me hace inteligible el barro
Desde entonces, desde que la vi pasar, a la lluvia
por mi ventana de cristal
Sé que todos los espejos
Se rompen.

©Julie Sopetrán

Inspirado en el ojo de Magritte. Publicado en lacasadeasterion. Argentina.

 

milagros-retablo-ermita

Milagros de la Virgen de Sopetrán – Ermita en Torre del Burgo – Gu. España

¿QUÉ TENGO DE DIOS?

¿Qué tengo de Dios
que todo lo siento
que todo me asusta
sabiéndolo
que todo lo ignoro
buscando la sombra
del fuego
Qué tengo del aire
que vuelo
que llego a la estrella
y regreso
que toco la luz con mis ojos
y me quedo dormida
flotando
flotando
en el sueño
Qué tengo del agua
que lluevo
que suben y bajan las nubes
por los ríos que bañan
mi cuerpo
Qué tengo
que tengo del sol
que me quemo
qué tengo en el alma
que crezco
como planta quebrada a la fuerza
subiendo un instante
bajando
bajando
a la tierra
Qué tengo
qué tengo de Dios
que me muevo
que camino desnuda hacia el árbol
y en sus ramas calientes espero?
¡Cuántas hojas caídas me miran!
Me llaman al suelo
Me resisto a bajar
¡Me resisto!
¿Pues qué tengo de Dios
si me muero?

©Julie Sopetrán

Stanford Hospital, California, este poema lo escribí pensando en
Sopetrán, cuando vivía en California.

1-en-el-bolsillo

era-la-lluvia

1-fotoniebla_brenda-copia

Continuará…

Anuncios