¡¡FELICES FIESTAS!!

1-027

En la foto, Jesús, el pastor de Torre del Burgo (Guadalajara) España, con su rebaño.

ENTRE LA NIEVE (Villancico)

En las hojas de los chopos
la nieve deja sus copos.

Blanco, amarillo traspiés
por el camino se aleja
cruzando el surco a través
el pastor con sus ovejas,
con el frío hasta las cejas
va de poquitos a pocos
y en las hojas de los chopos
la nieve, deja sus copos.

Blancos, negros y lanudos
los corderillos se alejan
van por los canteros duros
y con las piedras tropiezan,
balan, balan y comienzan
los villancicos más hondos
be be ba ba… entre los chopos
la nieve… deja sus copos.

Los establos tienen luces
y hacia allí van los pastores
evitan las multitudes
por caminos interiores
-los atajos son peores-
a Belén van ellos solos
y en las hojas de los chopos
la nieve, deja sus copos.

Cellisca en la noche Santa
para el pastor y el sin techo
necesitamos la manta
para el caminito estrecho,
pero queda mucho trecho
hasta me lloran los ojos…
que en las hojas de los chopos
la nieve, deja sus copos.

©Julie Sopetrán

2017

Queridos amigos Sopetraneros de Sopetrán, (Colombia). De Almoharín. De Jarandilla de la Vera. (Extremadura) De Madrid, Ermita Virgen del Puerto. De Murcia. De Torre del Burgo e Hita (Guadalajara). A todas las personas y lugares que amamos Sopetrán, les deseo Felices Fiestas de Navidad, Año Nuevo y Reyes. Que el Niño Dios les colme a todos de bendiciones para seguir trabajando e investigando y descubriendo nuestra historia.

Anuncios

UN VILLANCICO

Queridos amigos de Sopetrán en Colombia, lectores de este blog, niños, estudiantes, gentes amables del pueblo de Sopetrán, a todos les deseo FELIZ NAVIDAD. Que el niño Dios les bendiga siempre. Les quiero desde este Sopetrán de España, y les mando al pastor de Torre del Burgo, Jesús, una excelente persona que todavía va con sus ovejas buscando pastos por los cerros y las cañadas. 

feliz-navidad

Mi pequeño homenaje a los pastores que quedan en los pueblos de Castilla y que apenas pueden ya sobrevivir.

LA DESESPERANZA DEL PASTOR DE BELÉN

El fuego tiembla de frío
cuando se lo lleva el río

La llama de los pastores
se apaga por las cañadas;
las hierbas contaminadas
alteran pasto y sabores.
Y en los ribazos no hay flores
ni en los tréboles rocío
todo, se lo lleva el río. 

Se abrasan las tierras altas
el calor quema la tierra;
y hasta en la piedra se aferra
la candela que la asfalta.
A los pastores les falta
un pasto con mayor brío…
Que no se lo lleve el río. 

Quemazón de los fracasos
cuando le roban corderos;
y las ganancias son ceros
sin nadie que le haga caso.
Injusticia en el ocaso
se refugia en “no me fío”
y al fuego, tiembla de frío.

Vuelve a Belén su rebaño
con balar de corderillo;
angelical estribillo
hace llevadero el año.
Así conoce el engaño
Y el fuego tiembla de frío
porque se lo lleva el río.
 

©Julie Sopetrán