UN LIBRO QUE HABLA DE SOPETRÁN

2 (2)

A través de la artista Mónica Pereiro, he podido leer un libro que habla de Sopetrán: LA HUELLA DE LOS TEMPLARIOS – Ritos y mitos de la Orden del Temple. Escrito por Rafael Alarcón Herrera, (Madrid 1949) es licenciado en filosofía y letras por la universidad de San Cristóbal de la Laguna (Tenerife) y su especialidad es la historia del arte.
Creo interesante insertar las páginas desde la 280 a la 288, donde el autor nos habla de los tres hermanos musulmanes relacionados con la Virgen templaria de Sopetrán.  Aunque en otros capítulos también hace mención al molino y la historia  del monasterio, considero importantes las siguientes páginas;

3

4

5

6

7

8

Brihuega es un hermoso pueblo situado a unos veinte kilómetros del Monasterio de Sopetrán.

9

10

1-11

CONTRAPORTADA DEL LIBRO

2 (1)

Anuncios

DOCUMENTOS DE INTERÉS

Queridos amigos, aunque he estado unos días ausente del blog, no vayan a pensar que me olvidé de Ustedes, por el contrario. Paso a paso iremos insertando documentos de interés para todos los Sopetranes, de España y de América. Hoy quiero resaltar esta foto que perteneció a Don Venancio, padre de Ángel Jiménez del Río, procedentes de Torre del Burgo. En la foto, podemos ver cómo era el Monasterio de Sopetrán en el año de 1830. 

1-IMG_20170323_0001

Venancio, era un hombre de fe, enamorado de de la Virgen de Sopetrán y de su historia, fue curado de cáncer por la Virgen, siendo así uno de los milagros más modernos de la Virgen entre los muchos de los que no tenemos memoria.
A la vez, quiero insertar un PDF de los historiadores Emilio Cuenca y Margarita del Olmo, referente a Sopetrán, para que los lectores puedan disfrutar, no sólo de la fotografía, también de la rigurosa investigación que ellos nos ofrecen en este hermoso archivo. Espero y deseo no tengan dificultades para abrirlo y así poderlo disfrutar.

                     PDF:

sopetran

1-IMG_20170323_0002

Esta cara de la Virgen de Sopetrán, procede de la Familia Poveda de Hita, con residencia en Madrid, me la proporcionó uno de los hijos, Miguel Poveda, y data más o menos de la misma fecha de 1830. Seguramente es la cara de la imagen que entonces se veneraba en Torre del Burgo, Guadalajara, España.