MI RESPUESTA A DARÍO SEVILLANO ÁLVAREZ – ILUSTRE PROFESOR, ARTISTA E HISTORIADOR DE SOPETRÁN EN AMÉRICA.

1-img_9142

Darío Sevillano Álvarez (Foto: JS)

“Una despedida que se frustró.

El día 19 de Julio del 2018, con el final de mi vida muy cerca de la puerta de mi habitación y con una depresión severa apoderada de mi ser,  estuve memorando todos los acontecimientos que tuve que liderar, como humano y después de medir en la balanza del tiempo, las cosas buenas, versus las penalidades; las angustias y necesidades; los sucesos buenos y malos; las contrariedades que a diario, nos acechan; concebí esta despedida.

Despedida.

I

Cuando en las madrugadas, me incorporo en el lecho,
Presiento las angustias, del diario batallar.
Mis pies, están cansados, por todo lo que han hecho,
Y solo necesitan, alivio al caminar.

II

Las penas y amarguras, dejadas por la vida,
Han minado mi cuerpo, con todo su furor;
Los achaques de viejo, dejados por la impía,
Complican las angustias y aumentan el dolor.

III

Los años que han pasado, van dejando secuelas,
Que el tiempo y el camino, no pueden olvidar;
La cruz que hemos cargado, con tanto sacrificio,
Doblega nuestro cuerpo, con gran celeridad.

IV

Vinimos a la vida, con grandes ilusiones,
Creyendo que era fácil, sus peldaños subir;
Y al terminar la lucha, nada hemos conseguido:
Nuestras  manos vacías, cansadas de sufrir.

V

Llegamos sin pedirlo, por cosas del destino,
Y al terminar la vida, salimos sin querer;
A pesar de ser libres, como anuncian las leyes,
Otro regula el ritmo, de nuestro proceder.

VI

La vida es un periplo, lleno de falsedades,
Que los sabios definen, como algo sin igual;
No veo las razones, para que esto, opinen
Porque es un largo viaje, sin nada de especial.

VII

Los amigos no existen; el amor no es sincero;
Los eventos sociales, son una falsedad.
La mentira circula, por todos los rincones,
Te fingen por doquiera, con gran facilidad.

VIII

Nos han entusiasmado, con muchas expresiones,
Sacadas de los libros, de nuestra sociedad,
Pero las fantasías que siempre nos definen,
Son todas ilusiones, de poca realidad.

IX

Al fin cuando llegamos, a la muerte segura,
Cansados de amarguras, y llenos de ansiedad,
La tumba nos espera, como herencia futura,
Y nos muestra el camino, de nuestra humanidad.

X

Después de nuestra muerte, entramos en reposo,
Descanso prolongado, que nunca va a acabar,
Porque la sepultura destruye la materia,
Y elimina los males, de nuestro caminar.

Darío Sevillano Álvarez.

Pero hoy, 22 de Septiembre, día del equinoccio de otoño, cuando el sol entró por mi ventana y alumbro mi cabeza, tal como concebí la situación de mi aposento, me siento totalmente restablecido, gracias a la ayuda de un famoso médico, cuya sabiduría admiro, porque no le recetó a papeles, que resultaron, después de muchos exámenes, sino que le formuló a mi estado de ánimo, por una depresión severa que me acompañaba y que a casi ninguna persona le comuniqué.

Una de las grandes experiencias que esta enfermedad me trajo a la memoria, es el sonado latinazo que tiene Miguel de Cervantes en el prólogo de la primera parte, cuando dice: “Donec erit felix, multos numerábilis amicos, témpora si fuerit núbila, solus eris”, que traduce: Mientras seas dichoso, contarás con muchos amigos, pero si los tiempos se nublan, estas solo.

Si traigo a colación esta cita, es porque antes de enfermarme, tenía una gran cantidad de amigos que me ocupaban y a los cuales les servía, con el alma, con la vida y con el corazón y en medio de tres meses de sufrimientos, nunca se manifestaron, ni se dignaron preguntar, por mi salud y en ese tiempo solo recuerdo que algunos vinieron a pedirme ciertos favores, los cuales no pude conceder, no porque no quería, sino porque mis fuerzas físicas no me lo permitían.

A los cuatro amigos que me quedaron, les agradezco de corazón, todas las gentilezas que tuvieron conmigo y tengo la certeza de que sus peticiones al altísimo funcionaron, porque en este momento me encuentro como un joven de diez y ocho años, con los mismos bríos que siempre me han acompañado, para querer a Sopetrán, que es un ente fantástico, que no responde a nuestras expectativas.

Sopetrán 24 de Septiembre del 2018.

Darío Sevillano Álvarez.”

RESPUESTA A MI AMIGO DARÍO SEVILLANO ÁLVAREZ, con mucho cariño en esta distancia que nos separa, entre Colombia y España, y mi eterna admiración por su vida y trabajo.

gustavo-y-dario

Darío Sevillano -Izquierda- con su buen amigo, Gustavo Bustamante 2016

 

I

Me ha llegado hasta el alma tu triste despedida
y no he podido menos que ponerme a llorar;
si al surco de tu tierra se le acaba la vida…
¿Dónde, dónde tus manos volverán a sembrar?

II

Tus penas y amarguras ofrecen su cosecha
si el mundo no las mira porque no sabe ver,
es la envidia, que al fondo de las cosas bien hechas
se oculta y no soporta lo que supiste hacer.

III

El tiempo no perdona ni al bueno ni al malvado
nos invade, nos lleva cual fuerte vendaval
y ese barco de cruces, apenas terminado
se queda a las orillas del lodo en barrizal.

IV

Vinimos a la vida, para mirar al cielo
fuimos como el suspiro de un amor importante;
las cosas, después de hechas, terminan por el suelo
y en la mirada quedan los sueños del instante.

V

O tal vez sí, pedimos venir aquí y ahora
porque el luego no existe, no lo podemos ver,
las leyes son injustas, la libertad se añora
que cuanto más amamos más te obliga querer.

VI

La falsedad existe y el engaño también
y las cosas suceden sin saber quien ordena,
pero tú ya sentías los vaivenes del tren
y el dolor de ser bueno te atrapó en su cadena.

VII

Los amigos existen porque yo soy tu amiga
te conocí en el sueño de la realidad,
y aunque no te lo creas, déjame que te diga
que el Amor siempre existe dentro de la Amistad.

VIII

Porque amanezcan grises los días de tu llanto
no lances culpa a nadie, todos somos injustos;
y no sabemos nada, lo que ves, es el canto
de no se sabe dónde los diferentes gustos…

IX

Que la muerte es la brisa de nuestro último paso
o ligeros rumores de la tumba que citas;
pero alguna semilla quedará en el ocaso
y cuando no te acuerdes… brotarán margaritas.

X

Después de nuestra vida, todo mengua y destaca
en páramo de cardos quedarán los errores;
por lo bueno que has hecho te medirá La Flaca
y habrá un jardín divino que ensalce tus amores.

©Julie Sopetrán

La segunda parte de tu despedida, Darío, es la que me hace creer y sentir que “nada nos falta” y siguiendo con Don Quijote te dejo sus palabras:
“Siempre deja la ventura una puerta abierta en las desdichas, para dar remedio a ellas”. Así cierro esta respuesta a tu despedida y que Dios bendiga tu “eterna juventud”.

COLOFÓN

Ha llegado el Otoño, si con él resucitas
porque se lleva el viento la depresión severa;
yo brindo por los años que con tesón militas
y sigue disfrutando, como si un niño fueras…

Me alegra tu alborozo de sentirte curado
y doy gracias al cielo y a nuestra Sopetrana,
que Ella bendiga siempre lo que eres, lo que has dado
y te auguro mil años porque me da la gana…

Espero verte pronto y hablar de muchas cosas
antes de que te lleve la Parca y su guadaña;
que vamos vuelo a vuelo como las mariposas
y tenemos dos citas: en Colombia y España.

Dicha fue al conocerte por eso no estoy sola
Le preguntaba al viento y el viento me decía…
que estabas en el hueco de alguna caracola
y parecía ausente tu afecto y tu energía.

Ahora entiendo el motivo y pasó la agonía
y me siento culpable de no haber ido a verte,
pues te diré al oído… Me ha reñido la Muerte
por no decirte nada de lo que presentía…
©Julie Sopetrán

1-img_9247-001

Inserto las palabras de nuestro artista Darío, primera impresión o comentario a mi respuesta. Gracias a tí siempre, Amigo.

Sopetrán, Septiembre 26 del 2018.

Apreciadísima Julie:

No sabes lo que sentí, cuando abrí mi correo electrónico y me encontré con tu gentil respuesta, llena de sabiduría; en medio de una composición literaria impecable; unos razonamientos sabios, dignos de una escritora con mucha experiencia, como tú; y en donde se ve a las claras, que lo escribiste, con el alma, con la vida y con el corazón.

Solo Dios, podrá pagar tus gentilezas y créeme, que tus enseñanzas llegaron a mi espíritu, lo reconfortaron y le dieron la tranquilidad, para seguir viviendo, en función de lo que siempre hemos querido: Servirle a nuestros pueblos, que son el principal objetivo de nuestro corto viaje por la tierra.

Cuando leí con mucho entusiasmo cada una de las palabras, de tu especial escrito, sentí el flujo espiritual de tus sabias enseñanzas y creo que vamos a tener  un viejito para otro rato.

Con un profundo agradecimiento y un sentido Dios te pague, mi pongo a tus gratos deseos de paz, tranquilidad y progreso para nuestras causas comunes, circunstancia que nos une desde hace cuarenta y dos años.

Sinceramente:

Sin título

 

 

 

6 comentarios sobre “MI RESPUESTA A DARÍO SEVILLANO ÁLVAREZ – ILUSTRE PROFESOR, ARTISTA E HISTORIADOR DE SOPETRÁN EN AMÉRICA.

    1. Así es Palabraerrante, son muchos los años de conocer a la gran persona que es Darío Sevillano, tuve la dicha de conocer en persona al Profesor, hace dos años, y nos unen temas de historia, la distancia nada puede hacer contra la afinidad. Gracias por tu visita. Mi abrazo.

      Me gusta

  1. Muy querida amiga Julie: Me Encanto el poema de Dario Sevillano y tu respuesta con ese poema conmovedor.Me hizo recordar a mi querido amigo Profesor Francisco Amabisca, con el cual comparti momentos muy especiales. Yo le mande una carta en que expresaba los mismos sentimientos de Amistad, respeto y admiracion que le profesaba
    El recibio la carta en el cielo…
    «Nos hiciste para Ti y nuestro corazón está inquieto hasta que descanse en ti» San Agustin
    Un abrazo afectuoso y mi admiracion para ti. Gracias Mil Julie por compartir tus poemas y vivencias.;
    Oswaldo Arrizon Escobar

    Le gusta a 1 persona

    1. Oswaldo, muchas gracias por venir a Sopetrán, por leer esa página, por recordar al Profesor Francisco Amabisca y a la vez conocer a mi entrañable amigo Darío Sevillano Álvarez, historiador de Sopetrán y gran humanista. Gracias por recordarme esa frase de San Agustín que también me trae recuerdos de otra amiga que ya está en el cielo. Gracias por tu Amistad siempre. Un abrazo fuerte.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s