UN LIBRO QUE HABLA DE SOPETRÁN

2 (2)

A través de la artista Mónica Pereiro, he podido leer un libro que habla de Sopetrán: LA HUELLA DE LOS TEMPLARIOS – Ritos y mitos de la Orden del Temple. Escrito por Rafael Alarcón Herrera, (Madrid 1949) es licenciado en filosofía y letras por la universidad de San Cristóbal de la Laguna (Tenerife) y su especialidad es la historia del arte.
Creo interesante insertar las páginas desde la 280 a la 288, donde el autor nos habla de los tres hermanos musulmanes relacionados con la Virgen templaria de Sopetrán.  Aunque en otros capítulos también hace mención al molino y la historia  del monasterio, considero importantes las siguientes páginas;

3

4

5

6

7

8

Brihuega es un hermoso pueblo situado a unos veinte kilómetros del Monasterio de Sopetrán.

9

10

1-11

CONTRAPORTADA DEL LIBRO

2 (1)

Anuncios

7 thoughts on “UN LIBRO QUE HABLA DE SOPETRÁN

  1. Los templarios y Sopetrán. ¡La historia viene de lejos! 😉 Tal vez tú eres pariente de esos ermitaños 😀 😀 😀 Lo de las vírgenes negras es muy curioso. Al parecer, son una evolución de las diosas de la tierra, que siempre eran representadas, valga la redundancia, en color tierra, de ahí la oscuridad de la piel. Con el cristianismo, el culto pagano se adaptó y nacieron las vírgenes negras que encontramos en muchos lugares.
    ¡Un abrazo, Julie!

    Le gusta a 1 persona

    1. Me pareció muy interesante esta referencia de Sopetrán y la Orden Templaria, por ello lo traje al blog. Sopetrán es una Virgen Negra y sí, tienes razón en lo que dices. Yo una vez en Valencia llamé diosa a la Virgen en un poema. Y el sacerdote me prohibió recitarlo en público. Me quedé sorprendida pero no cambié el poema y preferí no recitarlo. En la Iglesia mandaría él pero en mi poema no… Estoy de acuerdo contigo Nona, son vírgenes morenas por la tierra. Montserrat también es una virgen negra y tantas… Besos, gracias por venir. Besos.

      Le gusta a 1 persona

      1. Ese poema no creo haberlo publicado, estará entre mis inéditos, lo miraré y te lo mando, pues era una fiesta religiosa en Valencia, y una amiga me comprometió a que escribiera un poema a la Virgen. Lo escribí unas horas antes y en ese momento la Virgen para mi era una diosa… ¡Oh! disparate religioso… fue una lucha entre el sacerdote y el poema. Y yo me quedé con el poema sin recitarlo. Pues obligaba a quitar la palabra diosa para la Virgen, la iglesia no lo admitía… Te lo buscaré, a saber donde lo tengo… Un beso fuerte y gracias por tu interés.

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s