CÓMO CONOCÍ SOPETRÁN DE COLOMBIA

83

El Padre misionero idente Domingo García y García junto al cuadro de la Virgen de Sopetrán colombiana. Foto enviada por el Padre Domingo a su regreso a Colombia.

Cuando mi padre compró la finca de Sopetrán, yo tenía doce años, fue como volver a nacer en un lugar tan especial y a la vez tan abandonado como entonces estaba Sopetrán, no teníamos apenas casa, vivimos en una casa vieja del que fue hortelano, hasta que mi padre hizo la casa entre las ruinas del monasterio. Entonces empecé a buscar la historia del lugar, los diccionarios, incluso la biblioteca de Guadalajara en su archivo histórico. 
Recuerdo mirar en la enciclopedia Espasa, la palabra Sopetrán, y allí por primera vez encontré Sopetrán, y leí… “Sopetrán, municipio de Colombia…” Y me sorprendí tanto, y soñé, soñé cómo sería el Sopetrán de Colombia y cómo deseaba visitarlo alguna vez en mi vida. Pasó el tiempo, y  hace unos 25 años en el mes de Febrero, un tío mío, hermano de mi madre, Antonio, estaba enfermo en el Hospital de Guadalajara, en España. Fui a visitarlo y junto a él estaba el padre de Domingo García García. Domingo estaba sentado junto a su padre. En la visita comenzamos a hablar de varias cosas y él me preguntó que dónde vivía. Le dije que en Sopetrán y él me contestó, yo también vivo cerca de Sopetrán, pensé que hablaba del Sopetrán de Guadalajara. Pero cual no sería mi sorpresa al hablarme del Sopetrán de Colombia. Me dijo, yo vivo a unos veinte kilómetros de Sopetrán. Y comenzamos a hablar de la historia de la Virgen. Le conté lo que yo sabía y el me dijo que se iría a Colombia en dos días, que si no me importaba escribir lo que le había contado. Me fui a casa y le escribí unos folios hablando de la Virgen de Sopetrán, lo que yo sabía y había aprendido de mis padres y de las tradiciones. Volví al hospital y le hice entrega de esos folios al Padre Domingo para que los llevara a Colombia.  Este fue el comienzo de todo, el encuentro mágico o la casualidad o el milagro o no se sabe qué o por qué del encuentro del Padre Domingo y yo en el hospital, él visitando a su padre y yo visitando a mi tío, los dos enfermos, ambos en la misma habitación de hospital…

Como a los veinte días recibí esta carta del Padre Domingo:

1-Domingo García Misionero Idente.jpg

Esta pequeña carta fue el comienzo de todo. El Padre Domingo me puso en comunicación con el historiador de Sopetrán, Doctor Don Darío Sevillano Álvarez, Darío a la vez me puso en contacto con profesores y amigos y dimos comienzo a un intercambio de información de la historia de la Virgen de Sopetrán y del Monasterio Benedictino donde todo dio comienzo en el tiempo y en el espacio. Yo también le presenté por correo a personas de acá a Don Darío, al Sacertote de Hita, Don Silvano, a Sopetrán Domenech, pintora… Aaprendí la historia de Sopetrán en Colombia, Darío me informó de Don Francisco Herrera Campuzano, fundador de Sopetrán en Colombia, y yo le mandé información del Sopetrán español y su historia que en este blog iremos desgranando para nuestros lectores. Descubrimiento mutuo de hermandad y cariño. Pasaron los años, interrupción de correspondencia por lo del narcotráfico, y ya se iban a cumplir los 400 años de la fundación de Sopetrán en Colombia.  

1-1-875

Dr. Gustavo Bustamante y su esposa Vicky.

Yo estaba ausente de Sopetrán cuando el Doctor Don Gustavo Bustamante, y su esposa visitaron España, con el fin de conocer los lugares relacionados con Sopetrán. Él vino a conocerme pero yo no lo sabía y estaba ausente de Sopetrán en ese momento. De haber sabido de esta visita hubiera estado encantada de enseñar a Don Gustavo y su esposa estos lugares. No obstante, uno de los motivos de su viaje, era que quería invitarme a visitar Sopetrán en sus 400 años. Mi sueño de adolescente, aleteaba a mi alrededor para cumplirse. Acepté el programa que me propuso como un reto. Y todavía estoy disfrutando este viaje tan lúdico, tan cercano, tan emocionante y trascendente para mi. Agradezco al Padre Domingo, a Darío Sevillano, A Gustavo y su esposa Vicky, a las autoridades que apoyaron mi viaje, al pueblo de Sopetrán, tanto cariño y tanto reconocimiento a mi humilde persona. Gracias amigos. La historia nos hace ver, saber, sentir, que nada es casual y que todo es divino.

Anuncios

2 thoughts on “CÓMO CONOCÍ SOPETRÁN DE COLOMBIA

  1. Muchísimas gracias por sacar a la luz y poner en conocimiento de todos como se gestó toda una “historia” que finalizó con tu viaje a Colombia invitada por el Dr. Gustavo Mustamante, y me alegra enormemente que esos sueños que “aleteaban” en tu adolescencia en torno a ti se hayan cumplido.
    Abrazos y felicitaciones.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s